20 de julio de 2024

La Feria: Qué tanto es tantito.

Sr. López

El pasado viernes, AMLO recibió en sus oficinas particulares de la colonia Roma en la CdMx, al jefe del Departamento de Estado de los EUA, Mike Pompeo (y del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen; el encargado de la embajada, William Duncan -no hay Embajador y ni prisa tiene el Trump en nombrarlo-; un joven que trabaja de yerno, Jared Kushner; y otros que vinieron de música y acompañamiento). El imperio vino a tentar el agua. Van a tener que reprogramar su estrategia con México, pues no es lo mismo tratar con quienes piensan exactamente igual que ellos (exactamente es exactamente), que con AMLO, que habla de principios, soberanía y otras cosas que ni entienden pero les resultan simpáticas. Lo que se puede asegurar es que los personeros del imperio no se contentan con las buenas maneras y las promesas de buen comportamiento; esa gente solo habla con el idioma de los hechos y con hechos responden. No va mal la cosa, eso, seguro. Silencio en la noche, ya todo está en calma.

Al mismo tiempo, en la Gran Bretaña, la reina Isabel II, recibió la visita del Trump. De pena ajena. Un señor como don Trump para la viejecita Isabel II, es muy divertido, como pariente lejano que nada más tiene algo de dinero y colecciona armas. Algo de dinero comparado con doña Isabel que anda en los 15 mil millones de dólares suyos de ella, sin contar sus joyas, que valen más, solo el brillante de su coronita, el Koh-i-Noor, de 105 kilates, está valuado en más de 1,150 millones de dólares; sin contarlas porque no son de ella sino propiedad del reino, ni modo… (pero las puede usar y se ve muy coqueta).

Doña Isabel desde el 6 de febrero de 1952, es soberana del reino Unido y 52 naciones más, aparte de gobernadora suprema de la Iglesia de Inglaterra (como Papa de su religión); nieta e hija de reyes, ha tratado con primeros Ministros de su patria de la talla de Churchill, Anthony Eden, MacMillan, Harold Wilson, Edward Heath, Margaret Thatcher, John Major, Tony Blair y David Cameron, entre otros (y Tere May, la actual primera Ministra, claro). Doña Chabe ha recibido a todos los presidentes de los EUA que le han tocado desde 1952, entre otros a Harry S. Truman, Eisenhower, Kennedy, Nixon, Reagan, los dos Bush y Obama. Ahora toca el turno al Trump que por más que sea Presidente del imperio yanqui, no le impresiona nada a una señora del calibre de Isabel II, que será paciente con su falta de educación y buenas maneras, su cerebro sin cultivar y su ego recargado. La doñita, bosteza… otro.

A sus 92 cumplidos y 66 de Soberana del Reino Unido, ha vivido los acontecimientos más importantes de la historia de occidente a lo largo de casi todo el siglo XX. Emperadores, reyes, papas y jefes de Estado son para esta señora, personajes pasajeros (digo, ninguno es todo terreno como la dulce dama).

En su largo reinado, dicen los especialistas en estas cosas, nunca ha cometido un solo error en el desempeño de sus responsabilidades (se dice fácil), porque parece pero no es una figura de adorno, es representante suprema del Poder Ejecutivo, Jefa de Estado (por eso ante ella se acreditan todos los embajadores); tiene poder para convocar, suspender y disolver al Parlamento; nombra a muchos de los integrantes del gobierno; tiene facultad para concluir tratados, declarar la guerra y decretar la paz. Es una figura necesaria para la inmensa mayoría de los británicos, que son un pueblo que requiere de un elemento de unidad nacional y en el caso de doña Chabe,  la veneran: tiene el 76% de aceptación, nomás para que dé un quemón el Trump, que en un año de gobierno cayó a un 38%. Arde.

Isabel II ha tratado también con Gorbachov, Yeltsin y Putin, Luis Echeverría, López Portillo, De la Madrid, Salinas de Gortari y Peña Nieto, no se crea que nos discriminan, al contrario, de hecho el Reino Unido fue el primer país que reconoció la independencia de México… ya le tocará a AMLO y ya verá que a su sucesor en 2024, también, que doña Isabel no tiene pensado entregar los trastos hasta que no vea que su sucesor está cuajado (… mmm, el príncipe Carlos no agarra forma, pero, en fin, eso les pidió la Real mami a los representantes de los 53 países de la Mancomunidad, quienes por no llevarle la contraria, lo aprobaron, porque no es hereditaria la Corona, no señor, que requiere la aprobación de los que representan a los integrantes del reino Unido). Ni modo.

En fin… ¿a cuento de qué tanto de doña Chabelita?… nada, nomás porque cae bien al del teclado y la compadece por haber tenido que invitarle un tecito al Trump (que ni le ha de haber gustado, lo de él son la Coca y las hamburguesas). Peores tragos ha pasado la señora, se lo aseguro. En fin, un ratito y ya.

En cambio, don Pompeo estuvo 50 minutos con AMLO, tiempo suficiente para que se entere que habla despacito nomás cuando quiere y para recibir el documento dirigido al Trump, del que ya sabremos qué dice una vez que les informen que lo recibió el inquilino de la Casa Blanca.

La asimetría entre México y los EUA, es enorme, pero para mala suerte de los yanquis nos necesitan para mantener a flote su economía y más ahora que ya explícitamente proponen que nos quedemos con la responsabilidad de retener en nuestro territorio a los migrantes de Centroamérica y otros lugares que pasan por nuestro país rumbo allá.

Seguramente está bien asesorado AMLO y no necesita consejos de otro López, pero, por si las dudas, se le recuerda que desde el gobierno de don Calderón México va adquiriendo naturaleza de colonia autogobernada (que es como conciben nuestro futuro los políticos yanquis), pues eso de asumir la responsabilidad de controlar el flujo migratorio rumbo a los EUA, va acompañado de mayor presencia de los cuerpos policíacos y de inteligencia del tío Sam en México y si AMLO se quiere ganar el respeto nacional, basta con que le notifique a Trump que ya puede ir retirando a sus empleados de nuestro territorio… digo, qué tanto es tantito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ensalada de Grillos: Sorpresas

Ciro Castillo Hasta ahora, la presidenta electa de México, Claudia Sheinbaum Pardo, va ganando “el partido” del nombramiento de los integrantes de su próximo gabinete,

La Feria: ¡Qué paquete!

Sr. López Tía Amelia, como bien sabe usted, era bravísima, viuda con 12 hijos varones muy traviesos que acabó con voz de sargento y con