8 de febrero de 2023

Ciro Gómez Leyva narra atentado en su contra: «No tenía ninguna amenaza»

Ciro Gómez Leyva, periodista y conductor de Imagen Televisión, narró en su programa de Radio Fórmula cómo ocurrió el atentado que sufrió la noche del jueves 15 de diciembre metros antes de llegar a su casa.

“Ayer como todas las noches terminamos el noticiero de Imagen Televisión, vivo muy cerca de Imagen Televisión y de Grupo Fórmula y me subí a mi coche, es una camioneta propiedad de Imagen que tengo desde enero de 2017, tras recibir la única amenaza que he recibido desde entonces al día de hoy”, dijo Ciro Gómez Leyva.

El conductor de Imagen Televisión destacó que durante 65 años ha logrado vivir sin escoltas y solo aceptó, contra su voluntad, la camioneta blindada que le ofreció su jefe hace cinco años.

“Es un trayecto de siete u ocho minutos, bajé por avenida Universidad, llegué a los Viveros de Coyoacán, ahí di la vuelta a la izquierda, de inmediato a la izquierda, volví a dar la vuelta a la izquierda para tomar la calle de Hortensia, topa con pared y di vuelta a la izquierda y de ahí deben ser unos 300 metros a mi casa”.

Ciro Gómez Leyva narró que fue en ese momento que se dio cuenta que el coche que iba delante de él iba muy lento.

«Y en ese momento pues creo que escuché dos disparos, quizá fueron más y volteo y veo a una persona disparando desde una motocicleta, la persona, creo recordar, con una chamarra blanca con rojo, algo traía en la cara, no sé si era un casco o una capucha, no recuerdo, porque yo me incliné hacia la derecha y siguieron disparando, no paré el coche, levanté la vista y vi cómo seguia avanzando la motocicleta y el tipo, sacando el cuerpo, seguía disparando al parabrisas del coche”, dijo en el programa de radio.

Ciro Gómez Leyva buscó ayuda en caso de Manlio FabioCiro Gómez Leyva dijo que al ya no escuchar disparos levantó la vista y vio que el coche había acelerado y se había ido la motocicleta y que en lugar de seguir de frente decidió avanzar a casa de un amigo, Manlio Fabio Beltrones.

“Arranqué, evidentemente con las manos temblando, bien a bien, no sabía qué hacer y había llegado a la esquina de la calle de Olivo y en lugar de seguir de frente, no sé por qué di vuelta a la izquierda, ahí me di cuenta de que el coche no jalaba bien y que traía un problema en las llantas. No sé por qué a la primera persona en la que pensé en llamar fue a ti, saqué el teléfono, no pude, me temblaba la mano no supe qué hacer.”

El periodista recordó que como pudo llegó a la privada de Manlio, donde el vigilante, después de ver los impactos en el coche, lo dejó pasar a la casa de Manlio, ahí de inmediato se comunicaron con las autoridades de la Ciudad de México.

“Como dije, alguien, creo, y eso me lo confirmaron tanto los policías, tanto como los ministerios públicos, no era un robo, evidentemente no era un intento de secuestro, todo indica que alguien me quiso matar anoche, yo no sé quién era, no tengo ninguna amenaza, nadie me había amenazado, no tengo ningún pleito con ningún vecino”.

Por: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La Feria: Recoger varas

Sr. López Muy en privado, la prima Alicia alegó horas con su mamá, tía Susana, negando que hubiera ido a un motel (cosa gravísima en