13 de julio de 2024

Asesinan a dirigente regional de la Sección 22 en Oaxaca

Dos personas fueron asesinadas en menos de 12 horas en la zona del Istmo de Tehuantepec, una de ellas un dirigente regional de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

De acuerdo con reportes de la Policía Estatal y de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), cerca de la media noche de este domingo fue ultimado el profesor Pedro Guillermo Calixto, de aproximadamente 54 años de edad, en la calle Revolución del barrio San Francisco, perteneciente al municipio de San Juan Guichicovi.

El individuo presenta un corte en el cuello, producido al parecer con arma blanca ocortocontundente; era profesor de una escuela primaria y actualmente secretario General de la Zona 221 de la Sección 22. El presunto autor del homicidio fue detenido por los policías municipales, según confirmó la esposa de Calixto, Marina «N».

De acuerdo con diversas fuentes, Calixto fue un activo promotor de la unidad y autonomía del pueblo Ayuuk (Mixe).

Por otra parte, también anoche en el centro de la ciudad de Juchitán, fue asesinada una persona identificada como Christian «N», a la salida de un bar, sobre la calle doctor Roque Robles, esquina con Adolfo C. Gurrión, de Juchitán de Zaragoza.

Presuntamente varios individuos provistos de armas de fuego lo ultimaron en la calle; hasta el momento no se han reportado detenciones por este caso.

Desde el 2 de junio pasado y tras el crimen de tres personas, entre ellas una candidata a concejal, Pamela Terán, y la fotoperiodista María del Sol Cruz Jarquín, el gobierno estatal implementó el operativo Fuerza Especial de Seguridad Oaxaca (FESO), con 500 policías, marinos y soldados; sin embargo, debido al proceso electoral, fue disuelto para ser distribuido a otras regiones del estado.

Vía INFORMADOR.MX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LA FERIA:La máscara

Sr. López. Tía Lucha, de las toluqueñas, vestía siempre de riguroso luto por la muerte en la revolución de su esposo, un General, padre de