21 de septiembre de 2022

Ucrania contabiliza 379 niños muertos y otros 733 heridos durante la guerra

La Fiscalía General de Ucrania ha contabilizado hoy domingo 379 niños ucranianos muertos y otros 733 heridos desde que comenzó la invasión rusa el pasado 24 de febrero, según un comunicado de la Fiscalía publicado en Telegram y difundido por medios locales.

Hasta la mañana del 28 de agosto de 2022, más de 1.112 niños se vieron afectados en Ucrania como resultado de la agresión armada a gran escala de la Federación Rusa. Según datos oficiales de los fiscales de menores, 379 niños murieron y más de 733 resultaron heridos”, dice el comunicado.

La Fiscalía General de Ucrania asegura, no obstante, que los datos “no son definitivos, ya que están siendo investigados en las áreas de hostilidades, áreas temporalmente ocupadas y liberadas”.

Ukrinform, el mayor número de niños muertos y heridos se ha registrado en la región de Donetsk, con 388; seguida de la región de Járkiv, con 202, y la región de Kyiv, con 116.

Según los datos difundidos en Ucrania, el resto de los niños muertos o heridos corresponden a la región de Cherníguiv (68), la región de Mykoláiv (67), la región de Lugansk (61), la región de Jersón (55) y la región de Zaporiyia (44).

Ukriform recuerda en su información que el 26 de agosto murieron dos niños de 8 años y 1 año y 8 meses como consecuencia del bombardeo enemigo de la infraestructura residencial de la aldea de Kamianka, distrito de Pology, región de Zaporiyia.

Durante la guerra, según Ucrania, 2 mil 328 instituciones educativas han resultado dañadas a causa de los bombardeos diarios rusos. De ellas, 289 han quedado completamente destruidas.

Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LA FERIA: Imperdonable

Sr. López Tío Encarnación (prohibidísimo decirle Chon), era dueño de “Confecciones Encarnación”, una mina de oro (Mercado San Juan de Dios, Guadalajara; alta costura “nacó”:

Del laboratorio al paciente

Zoe Robledo En octubre de 2020, el año más desafiante de la pandemia por covid-19, la Asamblea del Instituto Karolinska otorgó el Premio Nobel de