17 de abril de 2024

Se espera que más de 25 mil aficionados mexicanos apoyen al Tri en Rusia 2018

Más de 25 mil aficionados mexicanos son los que se tienen previstos que hagan el viaje hasta Rusia para apoyar a la Selección Mexicana en su participación en la Copa del Mundo 2018 en dicho país.

Así lo dio a conocer la embajadora de México en Rusia, Norma Pensado, quien incluso se atrevió a señalar que podrían ser mucho más de los 25 mil aficionados.

«Tenemos una estimación de aproximadamente 25.000 aficionados mexicanos que vendrán a Rusia en esa época, pero es probable que vengan más”, dijo Pensado en conferencia de prensa.

Es importante mencionar que el Tri, ubicado en el Grupo F, hará su debut mundialista ante Alemania en Moscú, después viajará a Rostov Don para enfrentar a Corea del Sur y por último lo hará en Ekaterimburgo ante Suecia.

Pero eso no fue todo, pues la diplomática incluso se atrevió a vaticinar que el equipo dirigido por Juan Carlos Osorio avanzará a la segunda ronda, por lo que jugará, también, en la ciudad de Samara o en San Petersburgo, por lo que indicó que ya se trabaja para establecer consulados móviles en dichas ciudades.

«Como seguramente nuestra selección pasará a la siguiente fase, es muy probable que también juegue en Samara o San Petersburgo. Lo más probable en Samara”, explicó la embajadora, en alusión a que México terminará en el segundo lugar del grupo.

Cabe mencionar que miles de aficionados mexicanos ya estuvieron presentes en territorio ruso, cuando en el verano de 2017 asistieron para ver al Tri en la Copa Confederaciones, donde cayeron precisamente ante Alemania, su rival de grupo en la justa mundialista.

Vía SDPnoticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ensalada de Grillos: Caras vemos…

Ciro Castillo Sigo creyendo, como muchos analistas y opinólogos, que la victoria de Morena el 2 de junio es (de acuerdo con la fotografía del

La Feria: Pecados ajenos

Sr. López Tía Lucha era señora sosegada y nada tonta. Tío Fernando su marido, era un pillo de siete suelas. Ella no se metía en