23 de abril de 2024

Reitera Trump que su campaña no hizo nada ilegal

Donald Trump insistió que su campaña para las elecciones presidenciales de 2016 no hizo nada malo.

Asimismo, consideró que los cargos que presentó este viernes el fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, contra 13 rusos muestran que no existió una confabulación con el Kremlin.

Rusia comenzó con su campaña contra Estados Unidos en 2014, mucho antes de que yo anunciara que me presentaba para ser presidente. Los resultados de las elecciones no se vieron afectados. ¡La campaña de Trump no hizo nada mal, ¡no hubo colusión», escribió el mandatario estadunidense en su plataforma favorita, Twitter.

El magnate republicano reaccionó así a los cargos que Mueller presentó contra 13 ciudadanos y tres entidades de Rusia por haber lanzado «una guerra informativa» en internet para dividir a la sociedad estadunidense.

El Departamento de Justicia anunció la inculpación por injerencia en las elecciones presidenciales de 2016 mediante la utilización de personajes ficticios en redes sociales.

Sin embargo, el fiscal general adjunto, Rod Rosenstein, admitió que la justicia no logró hallar pruebas de que esa injerencia haya tenido cualquier impacto en el resultado de la elección.

De acuerdo con Rosenstein los inculpados llevaron adelante lo que ellos llamaron una “guerra de información” contra Washington con el objetivo de diseminar la desconfianza hacia los candidatos y el sistema político en general.

Los cargos representan la primera demanda penal contra los rusos; anteriormente se presentaron cargos contra cuatro personas, entre ellas el exasesor de seguridad nacional de Trump y el exjefe de su campaña.

De acuerdo con el acta, la Agencia de Investigación del Internet empezó a entrometerse en la política estadunidense en 2014 y continuó hasta la elección presidencial de 2016.

Los acusados, haciéndose pasar por estadunidenses y creando identidades falsas, manejaban grupos en redes sociales creados para atraer a la audiencia del país.

Con el tiempo, estas cuentas en redes sociales se convirtieron en los medios con que los acusados llegaban a números significativos de estadounidenses con el fin de interferir en el sistema político estadounidense”, dice el acta.

Se les acusa de asociarse ilícitamente para obstruir las funciones legítimas del gobierno de Estados Unidos mediante el fraude y el engaño, incluso mediante gastos relacionados con la elección de 2016, el no registrarse como agentes foráneos que realizaban actividades políticas y la obtención de visas mediante declaraciones falsas y fraudulentas.

Algunos rusos viajaron a territorio estadunidense bajo pretextos falsos para reunir información y utilizaron infraestructura informática radicada parcialmente en EU para ocultar el origen ruso de su obra.

Según el acta, la Agencia de Investigación del Internet fue fundada por el empresario Yevgeny Prigozhin, de San Petersburgo, apodado el “chef de Putin” porque su cadena de restaurantes y catering organizaba las cenas del líder del Kremlin para dignatarios extranjeros.

La agencia también era financiada por las empresas controladas por él.

Por: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *