26 de septiembre de 2022

Once detenidos en Guanajuato tras jornada violenta del martes

La jornada violenta del martes por la noche en varios municipios del estado de Guanajuato dejó un saldo de 11 personas detenidas, confirmó el fiscal estatal Carlos Zamarripa Aguirre.

En entrevista para Milenio, el titular de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato apuntó que dichas personas estarían relacionadas con los incendios a tiendas y vehículos.

Estos detenidos se unen al saldo de cinco capturados y un muerto, así como el decomiso de vehículos y armas, que llevaron a cabo autoridades de Jalisco.

El martes por la tarde-noche, un operativo en el municipio de Ixtlahuacán del Río, ubicado a 50 kilómetros de la zona metropolitana de Guadalajara, desató bloqueos, quema de autos y comercios en Jalisco y Guanajuato.

En su rueda de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que el operativo fue realizado porque el Ejército tuvo información de que habría una reunión entre jefes de grupos del crimen organizado que fueron detenidos, aunque no ofreció mayor información.

“Había un encuentro, una reunión de dos bandas y llegaron elementos de la Secretaría de la Defensa, hubo un enfrentamiento, detenciones y esto fue lo que provocó las quemas de vehículos no solo en Jalisco, sino también en Guanajuato, hay detenidos de los que estaban en la reunión, al parecer jefes de grupos porque hubo esa reacción fuerte”, informó.

De acuerdo con medios de comunicación locales, el operativo habría estado dirigido a la detención del RR, identificado como jefe de plaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), considerado uno de los más poderosos de México.

 

El consulado general de Estados Unidos en Guadalajara emitió una alerta de seguridad para sus ciudadanos en los estados de Jalisco y Guanajuato, tras los enfrentamientos y bloqueos.

Con información de López-Dóriga Digital y Milenio

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La Feria: Sostener errores

Sr. López A principios del siglo pasado, había un solo médico en Autlán y el abuelo paterno, Víctor, lo odiaba por el chisme de que