26 de mayo de 2024

Obispo Salvador Rangel reaparece; no denunciará a quienes lo atacaron

El obispo Salvador Rangel reapareció hoy 8 de mayo de 2024 y en un comunicado dio a conocer que no presentará ninguna denuncia contra las personas que le hicieron daño el pasado 27 de abril, cuando se reportó su desaparición luego de salir de la casa que renta en Jiutepec, Morelos.

El obispo emérito de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa dijo que perdona a quienes le hicieron daño, así como a aquellos que lo revictimizaron “producto de la desinformación” luego de que el comisionado de Seguridad de Morelos, José Antonio Ortiz Guarneros, aseguró que Salvador Rangel había ingresado por su voluntad a un hotel en compañía de otro hombre.

“Agradezco infinitamente a todas las autoridades, tanto legales como eclesiásticas, que han colaborado en este caso”, indicó en su comunicado y extendió su agradecimiento a Luis Gasca, su abogado.

El obispo aseguró que tomó la decisión de no presentar la denuncia contra los responsables de haberlo atacado luego de haber orado, meditado profundamente y de haberlo consultado con sus seres queridos, tanto del clero como laicos.

Reconoció que su vida, salud y edad están en condiciones desfavorables, por lo que el no seguir un proceso legal también respondió a los «principios evangélicos de nuestro Señor Jesucristo, que perdonó a las personas que lo traicionaron, lo vendieron, lo juzgaron, lo torturaron y lo asesinaron».

El obispo Salvador Rangel fue reportado como desaparecido el pasado sábado 27 de abril luego de haber salido de su casa en Jiutepec, Morelos, alrededor de las 7:42 a bordo de una camioneta negra de la marca Volkswagen. De acuerdo con las investigaciones, el religioso no llevaba su celular, ya que lo dejó cargando y sólo salió con una bolsa negra, sus identificaciones y su tarjeta bancaria.

Dos días después, el 29 de abril el obispo emérito de Chilpancingo fue localizado con vida en el Hospital General “Dr. José G. Parres de Cuernavaca, Morelos. Salvador Rangel había ingresado un día antes a dicho hospital pero hasta ese entonces se mantenía en calidad de desconocido.

El abogado Pedro Martínez Bello dijo que los médicos le indicaron que al obispo habría sido drogado con alguna sustancia para dejarlo inconsciente y robar su tarjeta bancaria.

Por: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *