21 de abril de 2024

López Obrador advierte que no aceptará deportaciones de migrantes del gobierno de Texas

Esta mañana de miércoles, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, fijó su postura sobre la reciente Ley SB4 propuesta por el estado de Texas, la cual calificó de «draconiana» (excesivamente severa) y violatoria de los derechos humanos.

Lo anterior lo señaló el mandatario en su conferencia mañanera de Palacio Nacional, donde además advirtió que México no aceptará deportaciones de migrantes del gobierno de Greg Abbott y dejó claro que su gobierno no se quedará con los brazos cruzados ante este hecho.

Nosotros no vamos a aceptar deportaciones del gobierno de Texas y no nos vamos a quedar de brazos cruzados. Es una ley contraria a los derechos humanos, al derecho internacional y a la Biblia”, enfatizó el jefe de Estado.

En este contexto, el originario de Tabasco, no quiso dar mayores detalles sobre las medidas que su gobierno implementará si la ley antimigrante entra en vigor, sin embargo, sí fue reiterativo en que lo que se propuso es inaceptable. 

“Estamos en contra de esta ley draconiana completamente opuesta, contraria a los derechos humanos, una ley deshumanizada, anticristiana, injusta, violatoria de normas de la convivencia humana, no sólo del derecho internacional, sino hasta violatoria de la Biblia y esto lo digo porque quienes aplican estas medidas injustas van a los templos, se les olvida que en la Biblia se habla de tratar bien al forastero y el amor al prójimo”, comentó.

Para cerrar, el presidente calificó de hipócritas a las autoridades que toman protesta con la Biblia, en mano, pero hacen este tipo de normas, y de paso criticó que se esté jugando con el futuro de los migrantes, quienes solo buscan una vida mejor.

Por: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ensalada de Grillos: El día está cerca

Ciro Castillo Millones de anuncios por televisión, radio, Internet, bardas y espectaculares y mucha gente todavía se pregunta por quién votará el próximo 2 de