15 de junio de 2024

Llama Xóchitl Gálvez a votar con alegría para unir a México

En su cierre de campaña en la Arena Monterrey, abarrotada por más de 23 mil militantes y simpatizantes, la candidata a la Presidencia de la República por el PAN, PRI y PRD, Xóchitl Gálvez Ruiz, convocó a los mexicanos a votar el próximo 2 de junio con alegría para vencer el odio y la división que tanto daño le hacen al país.

A unos días de la jornada electoral, acompañada por Adrián de la Garza, candidato a la presidencia municipal de Monterrey, la ingeniera afirmó que el Norte va a volver a ser parte de México.

“Amigas y amigos, hoy, la esperanza ya cambió de manos. La esperanza es nuestra. Este domingo salgan a votar con alegría, salgan a votar todos. Están muertos del miedo en Palacio Nacional. En Palacio Nacional están temblando porque saben que los buenos somos más y que ya nos cansamos. Ya nos cansamos de sus mentiras. Ya nos cansamos de tanta muerte. Ya nos cansamos de tanta y tanta injusticia”, dijo entre aplausos de los asistentes.

Entre gritos de ¡Presidenta, Presidenta!, la candidata aseguró que el próximo domingo todos los ciudadanos abrirán las puertas de Palacio Nacional para que, desde ahí, se atiendan las demandas de las madres buscadoras, de los niños con cáncer y de los campesinos abandonados por el Gobierno Federal.

“Tres valores están en juego: ¡Vida, verdad y libertad! Vamos a traer vida, donde hoy se pasea la muerte. Vamos a traer verdad, donde hoy reinan las mentiras y vamos a traer libertad, donde hoy un gobierno autoritario quiere imponer sus decisiones. Vamos a defender la democracia juntos, todos unidos”, enfatizó.

Gálvez Ruiz consideró que los regiomontanos son ciudadanos trabajadores que lo único que necesitan es un gobierno que los dejé crecer y que les permita salir adelante, impulsando energías limpias y baratas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LA FERIA: Detalle

Sr. López En uno de sus muchos pleitos, el infame tío Rubén reclamó a su esposa, tía Amelia, que el problema era que ella quería