26 de septiembre de 2022

Las barbas a remojar : La Feria

Sr. López

Agencia Éjele. La noticia ficción al minuto.- Lunes 30 de mayo de 2022; 12:00 hrs. GMT
Esta agencia obtuvo la versión estenográfica de la sesión de este día del Pleno de la Cámara federal de Diputados de Méjico, a la que comparecieron funcionarios de los ministerios de Educación Pública (SEP) y Gobernación (SG), para explicar algunos aspectos de la iniciativa de Ley General de Cultura, presentada por el Poder Ejecutivo el día anterior -domingo-, y aprobada hoy mismo por la mayoría simple del partido en el poder con apoyo de sus aliados; Éjele también obtuvo en PDF, copia del nuevo Diccionario Oficial Mexicano.
La iniciativa establece en sus considerandos,
PRIMERO.- Que dado el probado lastre para la transformación del país que son las mal llamadas “actividades culturales” (entrecomillado en el original, e.o.), no se justifica el gasto público en ellas, por lo que en apego a la política nacional de austeridad, se decreta la desaparición del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Conaculta y sus equivalentes estatales, junto con todas las dependencias y entidades relacionadas con dichas actividades en los tres órdenes de gobierno. Las organizaciones privadas dedicadas a estas actividades, contarán con un plazo de 60 minutos, contados a partir de la publicación de esta Ley General de Cultura, para demostrar su aportación a la revolución de las conciencias en el país, en caso contrario, procederán a la suspensión inmediata de actividades y posterior extinción.
SEGUNDO.- Que ante los problemas de comunicación, conflictos e inútiles debates que causan las diferencias de léxico entre el pueblo y la minoría de la “autollamada gente culta” (e.o.), se prohíbe el uso privado y público (incluidas escuelas oficiales y particulares en todos los grados y postgrados), de 157 mil 800 palabras de las 158 mil que componen el lenguaje español, quedando autorizadas solo las anotadas en el Diccionario Oficial Mexicano (DOM), compuesto de 200 (doscientas) palabras democráticamente elegidas en consultas directas a mano alzada, 150 de uso general y 50 de la ciudadanía de la tercera edad, debiendo promover la desaparición paulatina de estas segundas; terminada esa etapa, la depuración continuará hasta optimizar en 100 palabras máximo el DOM.
En el debate ante el Pleno, los representantes de la SEP resaltaron la importancia de “asumir nuestra realidad para que el país acceda a la transformación que requiere, sin el obstáculo del idioma de los conservadores”. Un legislador del Partido del Trabajo de apellido Noroña, propuso añadir a la iniciativa la abolición de la ortografía; fue ovacionado.
La iniciativa de Ley General de Cultura y Uso del Idioma (aboliendo la ortografía), y el Diccionario Oficial Mexicano, se aprobaron en la misma sesión de esta mañana con excusa de lectura y trámite por ser de obvia y urgente resolución; entra en vigor a partir del día de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, prevista para el mismo día.
Llamó la atención de esta agencia Éjele, que el Presidente de la república, en su conferencia de prensa matutina, horas antes de que fuera votada esta Ley por los señores legisladores, los felicitó por su promulgación “a la de que -sic- añadieron patrióticamente la abolición de la ortografía clasista de que -sic- nos impusieron los conquistadores españoles”.
En los artículos transitorios de la Ley, se prevé la clausura de todos los museos del país, “reducto del clasismo aspiracionista que divide al país” (e.o.); y que los trabajadores de los desaparecidos INBA, Conaculta y sus equivalentes estatales y “los autodenominados artistas” (e.o.), sean incorporados a las oficinas de Limpia de sus lugares de residencia con el salario correspondiente a sus nuevos puestos de trabajo.
Otro transitorio crea la Secretaría de Diversión, en la que podrán concursar plaza, “los autodenominados intelectuales”, debiendo probar su capacidad para distraer al pueblo; los que no lo acrediten así, serán capacitados en Televisa o TV Azteca, que gratuitamente los habilitarán en pronóstico del clima, música de banda, comicidad (especialidades en albur y chistes homofóbicos), y “para las y los integrantes de la desaparecida Compañía Nacional de Danza, se impartirán cursos de baile en tubo, chipendale o teiboleras”.
Se prevé la clausura inmediata de las bibliotecas del país que reabrirán una vez transformadas conforme al espíritu de esta Ley, así como la conversión de las orquestas sinfónicas de toda la república en conjuntos tropicales, mariachis y gruperos, recibiendo apoyo financiero especial los especializados en narco corridos.
La industria editorial mexicana espera un gran auge, dado que la Ley ordena la inmediata producción de las versiones resumidas de todos los libros de las bibliotecas del país, y la elaboración de las correspondientes versiones ilustradas de los libros de texto gratuito, que deberán cumplir con los requisitos del “comic”, exceptuando los de historia que será impartida vía Twitter.
Académicos y lingüistas consultados por esta Agencia destacaron que en el Diccionario, se eliminaron palabras consideradas como carentes de significado o cultismos: honor (y sus derivadas, honra, honrado), moderación, ajedrez, heterosexual, templanza, austeridad, castidad, casta, fortaleza, justicia, civismo, oposición, pudor, decencia, frugal, ópera, barroco, sinfonía, vals, filarmónica, fagot, salterio, cantata, motete, cultura y puto. Se conservan demócrata, intelectual, escritor, artista, periodista, emprendedor y patriota, como adjetivos descalificativos.
Fin de la nota de su Agencia Éjele. La noticia ficción al minuto.
Luego, si hay ánimo, se comentará la acción ya consumada en la CdMx, para asfixiar a su instituto electoral, cercenándole funciones con cambios legales que no requieren el voto de dos terceras partes de los legisladores.
Señores de la oposición, el INE sí peligra, salven ya el 2024 o pongamos todos, las barbas a remojar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La Feria: Sostener errores

Sr. López A principios del siglo pasado, había un solo médico en Autlán y el abuelo paterno, Víctor, lo odiaba por el chisme de que