23 de abril de 2024

«La que nada debe nada teme»; se deslinda Rosario Robles de desvío de recursos

Rosario Robles Berlanga respondió a una nota publicada en el diario Reforma en la que se asegura que, a través de pagos a empresas fantasmas, las secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y Desarrollo Social (Sedesol), durante su gestión, desviaron mil 311 millones de pesos y aseguró que se trata de una falsedad.

A través de su cuenta de Twitter, la funcionaria respondió a las acusaciones y cuestionó la intención de la publicación y quién está detrás de lo publicado hoy en el diario Reforma porque «no hay una sola línea o señalamiento de la ASF (Auditoría Superior de la Federación) que diga que yo Rosario Robles haya realizado un desvío de recursos».

Escribió que «la que nada debe nada teme» y que, previendo situaciones en tiempos políticos, solicitó a la Secretaría de Hacienda y a la Función Pública que investigaran sus cuentas bancarias y su evolución patrimonial e incluso autorizó que se haga pública mi situación financiera sin acudir al secreto bancario.

«La prueba más contundente de la falsedad de su acusación es la publicación de 2001 a la que alude. Con toda la saña del gobierno de López Obrador se investigó hasta por debajo de las piedras y no se encontró ninguna irregularidad. Se demostró que esa información también era falsa», escribió.

Propuso al periódico Reforma que mañana a las doce horas «nos demos cita en la PGR para que lleven los documentos que acrediten una relación mía con las empresas mencionadas y transferencias de recursos de las mismas a mi nombre. Están obligados a probar su acusación».

De acuerdo con la publicación del diario de circulación nacional «tres auditorías forenses realizadas por la ASF a recursos ejercidos en 2014 y 2015, parte de ese dinero fue transferido a Monex y a CI Banco, de donde se dispersó a cuentas domiciliadas en distintos países. En Sedesol, Robles estuvo de diciembre de 2012 al 26 de agosto de 2015, y en Sedatu, del 27 de agosto a la fecha».

Por: Radio formula

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Feria: Perder el país

Sr. LópezContaba la abuela Elena que allá a principios del siglo pasado, en Autlán, una prima suya, Lucrecia, se puso necia en casarse con un