2 de febrero de 2023

Hartazgo en China: ‘queremos comida, no pruebas covid’

La población de China puso un alto a las severas restricciones del gobierno por el combate a la pandemia.

Ayer, miles de personas se manifestaron en varias ciudades mientras crece la indignación contra la política de Cero covid, vigente desde hace casi tres años.

Uno de los epicentros de las movilizaciones fue Pekín, la capital.

Cientos de estudiantes de la prestigiosa Universidad Tsinghua se manifestaron en el campus.

La movilización inició cuando una estudiante alzó una hoja en blanco y otra.

Cantamos el himno y gritamos: la libertad triunfará, no a las pruebas, queremos comida, no al confinamiento, queremos libertad”, expresó un testigo a la agencia AFP.

Además, unas 400 personas estuvieron concentradas durante varias horas a orillas de un río en Pekín.Algunas gritaban: ¡Vamos, pueblo de China!”.

En Shanghái, una ciudad de más de 25 millones de personas sometida a dos meses de severo confinamiento, cientos de personas marcharon en silencio por el centro de la megalópolis.

Manifestantes mostraban hojas en blanco, un gesto que se ha convertido en un símbolo de protesta contra la censura en China, y flores blancas.

Estoy aquí porque amo a mi país, pero no a mi gobierno. Quiero poder salir libremente, pero no puedo.

Nuestra política covid es un juego y no se basa en la ciencia ni en la realidad”, dijo un manifestante.Luego, agentes los dispersaron.

También se organizaron protestas en la ciudad de Wuhan, en el centro del país, donde se detectaron los primeros casos de coronavirus.

El descontento se encendió el sábado pasado, cuando diez personas murieron en un incendio en un edificio en la ciudad de Urumqui, que estaba confinada, lo que dificultó el acceso de los vehículos de emergencia.

En Facebook, el ciudadano Gabriel Shan insistió en la naturaleza pacífica de las protestas.

No hubo conflicto armado ni sangre, hubo riña verbal, pero lo que más hicieron los protestantes, la mayoría son bien educados y con empleo decente, fue interpretar a quienes les impedían la salida”, explicó.

Por: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LA FERIA: A río revuelto…

Sr. López De tío Alfredo decían en la familia que vivo fue malo y muerto, peor. Y era cierto: un poco más rico de lo