3 de octubre de 2022

Habría día festivo en Costa Rica para ver el repechaje mundialista

La selección de Costa Rica, bajo el fantasma de la ansiedad, realizó este miércoles su primer entrenamiento en Doha, adonde el martes enfrentará a la de Nueva Zelanda, por el último boleto para el Mundial de Qatar-2022.

En este momento sentimos una emoción extra que hay que controlar, porque puede afectar un poco los nervios, pero en algo positivo», señaló el lateral izquierdo Bryan Oviedo, del equipo danés Copenhague.

En el partido lo más importante será mantener el cero atrás, no desesperarnos porque eso nos puede llevar a cometer errores», agregó el volante de Herediano, Yeltsin Tejada.

Las declaraciones se produjeron antes del primer entrenamiento del combinado centroamericano en Qatar, con el equipo al completo y con la presencia de su jugador estelar, el arquero del PSG, Keylor Navas.

Los ticos, que ya han participado en cinco Copas del Mundo, aspiran a disputar su tercer Mundial al hilo.

La cita ha provocado una gran expectativa en la hinchada del país centroamericano. El lunes, pese a ser día laborable, cientos de aficionados salieron a las calles con camisetas de la selección y banderas de Costa Rica a despedir el autobús que trasladó a los jugadores camino al aeropuerto.

Incluso el gobierno costarricense evalúa declarar día festivo el martes para que los aficionados puedan ver el encuentro.

Ojalá el gobierno puede dar libre la tarde», señaló desde Qatar el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Rodolfo Villalobos. Incluso, si Costa Rica clasifica al Mundial «el asueto va ir forzado, veo muy poca gente volviendo al trabajo», agregó.

El equipo dirigido por el colombiano Luis Fernando Suárez saltó al campo del estadio Ahmed bin Ali, escenario del trascendental choque, hacia las 21H00 locales (18H00 GMT) para escapar del calor.

Por: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Alfiles : La Feria

Sr. López Contaba la abuela Elena de un tío suyo, Héctor, tipo normal tirando a bueno, que administró su flaca herencia lo suficientemente bien como