18 de mayo de 2024

FIFA pide unión contra el racismo; ‘tenemos problemas’

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, hizo un llamado a combatir el racismo en Asunción y señaló que el brasileño Vinicius y otros jugadores están sufriendo ese flagelo.

«Tenemos problemas en el futbol. Tenemos que estar unidos para combatir el racismo. Vinicius (delantero del Real Madrid) y otros lo están sufriendo. No tienen razón de ser esos ataques. Tenemos que estar unidos contra la violencia en el mundo», exhortó el jefe de la FIFA durante la firma de un acta por el Mundial 2030.

Lo señaló en ocasión de la firma de un acta de intención en la sede de la Conmebol para que la matriz del futbol acepte que Argentina, Paraguay y Uruguay sean declarados sedes de los partidos inaugurales del Mundial 2030.

Infantino intervino con un mensaje ante los jefes de Estado de Uruguay y Paraguay, Luis Lacalle Pou y Santiago Peña, y de la plana mayor de la dirigencia del futbol sudamericano.

«Tenemos que actuar conjuntamente con los Gobiernos, equipos, jugadores. Ir a un partido tiene que ser una fiesta…», expresó el suizo.

El directivo de la FIFA fue condecorado por la Conmebol con la Orden de Honor al Mérito en el grado de Gran Collar Extraordinario, por sus gestiones para que estos países sean elegidos como sedes, en conmemoración de los 100 años del primer mundial y que organizó Uruguay.

También estuvo invitado el presidente argentino Javier Milei quien se excusó por un viaje a Estados Unidos.

El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, se dirigió a los que gobiernan en el mundo a que sigan el ejemplo del futbol.

«Es la magia del futbol. Gran ejemplo podemos dar que el mundo se disputa y se divide. En vez de encontrar motivos para dividirnos, el futbol lo encontró para unirnos, mostrar que tenemos más coincidencias que diferencias. Por primera vez en la historia, en 100 años, un Mundial se va a disputar en tres continentes», enfatizó, al recordar que el Mundial 2030 se disputará en América, Europa y África.

El presidente uruguayo Luis Lacalle Pou sostuvo de su lado que «es una obligación moral, no legal» del Gobierno el apoyo al Mundial 2030. «Por eso estamos acá», afirmó.

El gobernante habría solicitado a Infantino que gestione la aprobación por la FIFA la elección de Uruguay para el sorteo en 2029 del calendario del certamen.

Lacalle dijo valorar el gesto de Infantino al entender que no todo debe ser dinero en el futbol. «Se preguntarán porqué le dieron la organización a Argentina, Uruguay y Paraguay: porque no todo es económico. Son como las raíces de la familia. Si no hay raíz, no hay ramas ni frutos».

Por: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *