28 de enero de 2023

Eugenio Derbez reaparece tras accidente y habla del «infierno» que atraviesa

Eugenio Derbez reapareció este domingo en una transmisión en vivo que hizo a través de redes sociales. Así terminó con el hermetismo que se había manejado tras un accidente que sufrió.

El comediante aseguró que se encuentra bien de salud y que no había salido a dar una declaración debido a que los dolores provocados por la cirugía tras el accidente eran tan fuertes que debía estar sedado.

«La primeras dos semanas y media estuve prácticamente dormido, casi día y noche, me despertaba yo para comer y tenía que volver a tomar medicina para dormirme porque los dolores eran muy fuertes»

Agradeció los mensajes que ha recibido por parte de seguidores y aseguró que no los responderá a corto plazo debido a que no puede utilizar su mano izquierda.

¿Qué pasó con Eugenio Derbez?
Eugenio Derbez aseguró que tenía seis meses sin poder disfrutar su hogar y a su familia debido a asuntos laborales, por lo que tomó algunos días para disfrutar de aventuras extremas.

Un día antes de regresar a su casa para descansar por completo, decidió tener una aventura con su hijo Vadhir y un dispositivo de Realidad Virtual.

«En un pueblito en Georgia, mi hijo me dijo vamos a jugar realidad virtual… me convenció, me lo puse y tuve este accidente estúpido».

Comentó que al estar encima de un dispositivo y con los lentes de Realidad Virtual colocados en el rostro, su pisada salió de la tabla y se tropezó con unos escalones.

«Pega primero mi codo y mi codo al caer con todo mi peso sobre el codo, el codo empuja a este hueso que es el húmero, lo empuja hacia arriba y se me sale el hueso, no me rompio la piel».

La operación para reconstruir su brazo la hicieron en Los Ángeles luego de una travesía de viaje por auto y dos vuelos. Al llegar al lugar el especialista le comentó que era una cirugía muy complicada.

«Me dijeron que no era seguro que recupere mi movilidad al cien hasta que ver cómo evoluciona todo y que la recuperación va a ser muy larga entre seis meses y un año».

Por: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.