18 de julio de 2024

Ensalada de Grillos: Harakiri tricolor

Ciro Castillo

Las veces que he podido conversar con priistas, a lo largo de mi labor como periodista, les he preguntado si aprendieron la lección que les dejaron, primero la derrota del año 2000 y después, la de 2018.

Casi sin titubear responden que sí, que entendieron que hubo un alejamiento de parte del otrora partido más poderoso del país con la ciudadanía, con aquellos que por sexenios creyeron en sus propuestas, aunque la realidad nos dice otra cosa.

Claro que eran otros tiempos y no había muchas opciones partidistas, sin embargo, el PRI no hubiera sido el PRI ni habría logrado lo que logró, sin la participación de los mexicanos…¿Perpetuidad?El domingo, apenas días después de que Claudia Sheinbaum Pardo, la presidenta electa de México, había anunciado una iniciativa de ley que evitará la reelección de senadores, diputados federales, diputados locales y alcaldes, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas hizo totalmente lo contrario.

Como si se tratara de un “harakiri tricolor” o del último clavo al “ataúd” del Revolucionario Institucional, “Alito” y sus aliados avalaron una reforma a los estatutos partidistas, lo que, además de otros asuntos, le abren la puerta para quedarse hasta 2032. Si se le antoja y si para entonces todavía existe el PRI podría perpetuarse a su antojo.

Hasta medios internacionales como el diario El País, le dieron importancia a esta noticia que resuena porque se trata del que un día fue el partido que arrasaba en las urnas y que dominó (por lo que usted quiera) durante más de 70 años.“Alito Moreno cambia los estatutos del PRI para perpetuarse en la dirigencia”, dice el encabezado que este medio español y de gran influencia en la comunidad de habla castellana.

“El evento se ha celebrado en la mañana (del domingo), en el Pepsi Center, en una zona acomodada de Ciudad de México. Poco le han importado a Moreno … las críticas que habían recibido estos días, descubiertas sus intenciones de reelegirse al frente del partido.

Los pocos pesos pesados que le quedan al tricolor, caso del mismo Beltrones, de Beatriz Paredes o de Dulce María Sauri, habían rechazado el camino de “Alito”. En una carta firmada divulgada esta semana, decenas de militantes exigían la separación del cargo de Moreno, “dada la crisis interna del partido”, dice la crónica del corresponsal de este medio.¿Migajas?“Alito” está viendo la tempestad y no se hinca, es la expresión mexicana que usaríamos para explicar el “grado de locura” del dirigente nacional para intentar quedarse en la silla mayor del PRI cuando el partido vive tremenda debacle.¿Qué es lo que busca el exgobernador de Campeche? Quien eso sí, tiene una labia y una facilidad para aventar lodo a todos los que se oponen a sus dichos.¿Quiere, ahora sí, ser candidato presidencial para 2030? ¿Quiere manejar a su antojo unos dos mil millones de pesos de prerrogativas anuales que aún recibe su partido? ¿Quiere seguir disponiendo de las candidaturas a su antojo?Una comparativa del medio digital “Animal Político” demuestra la estrepitosa caída tricolor:

“En las elecciones presidenciales de 2012, el PRI, con Enrique Peña Nieto como candidato, obtuvo 16 millones 231 mil 456 votos. En comparación, en 2024, solo consiguió cinco millones 736 mil 759 votos, una caída del 64.66 %.En 2018, con José Antonio Meade como candidato, alcanzó siete millones 677 mil 180 votos (13.56 % del total), pero en 2024 esta cifra disminuyó en casi dos millones de votos, reflejando una reducción del 25 %”, indica.

Es claro que el dirigente del partido, como hacen los técnicos de futbol que tienen un poco de dignidad, cuando fracasan se hacen a un lado y dejan que otro tome las riendas del equipo.

En lugar de estar planteando su reelección y reformas a los estatutos, Alejandro Moreno y su cúpula, así como los pocos personajes que le quedan al PRI, tendrían que estar analizando a profundidad qué le hace falta para rectificar el camino.

Fue obvio que la candidatura de Xóchitl Gálvez se decidió apresuradamente, pero en la coalición PAN, PRI y PRD, fue la figura del tricolor la que más le pesó y restó puntos.

No es que Morena, el PT o el Verde sea la panacea, sin embargo, la ciudadanía les cree más que al PRI, al cual siguen señalando como el partido que cobijó a quienes les vieron la cara por décadas…

Aderezo-

El coiteco Plácido Morales Vázquez recibirá en unos días la Medalla Emilio Rabasa 2024, la cual se suma a una serie de reconocimientos a lo largo de su carrera.

El hoy Magistrado Presidente del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje tiene una amplia trayectoria en el servicio público y en la política, lo que le ha valido ser considerado en varias ocasiones para la silla grande de la entidad, aunque “las estrellas no se han alineado”.

También ha recibido el Premio Chiapas de Artes, además de que por más de dos décadas ha dado una conferencia sobre la federación de la entidad a México.

Bienvenidos los reconocimientos para quienes de una u otra forma ponen en alto el nombre de la entidad…

Síguenos:www.ensaladadegrillos.com@EnsaladadeG@LaNeta3MinutosInformaEnContrastesLaPortadaChNau.MxHoyEnChiapasEsferaPublica.MxInformativoChiapasChiapas24/7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *