22 de febrero de 2024

Ensalada de Grillos: Desconfianza

Ciro Castillo

Casi en cada entrevista que he realizado a políticos a lo largo de mi carrera como reportero, planteo un cuestionamiento: ¿por qué razón la mayoría de la gente no cree en la política?Las respuestas son variadas y, casi todos, tratan de “vacunarse” y acusan que el problema se origina en aquellos que han utilizado a la política como un instrumento para servirse, mas que para servir.

No hace mucho, conversé con el diputado local Marcelo Toledo Cruz, un contador de carrera, quien, me confió, no le gustaba la política.Fueron los discursos de Andrés Manuel López Obrador y, claro, una invitación para comenzar a “picar piedra” los que le hicieron incursionar en política.

Algo parecido respondió Felipe Granda, cuando le preguntamos por qué razón un empresario se mete a la política, cuando bien podría estar haciendo lo que sabe hacer.

En su caso, manejar el negocio familiar dedicado al comercio por décadas. Su principal argumento es que él quiere servir a la sociedad y que ha visto cómo algunos funcionarios públicos llegan a cargo y se vuelven ricos en unos cuantos años, a diferencia de alguien que está detrás de un mostrador por décadas.

Servidores públicos que dejan tiradas las obras mal hechas y que no se les vuelve “a mirar el pelo en años”. Al final, nuestra conclusión se centra en una sola palabra: desconfianza.

La gente no confía en quienes salen a recorrer las calles durante los tiempos de campaña y después no se les vuelve a mirar.La sociedad desconfía de los que hacen malabares en las redes sociales, con tal de llamar la atención del electorado, pero luego no cumplen su palabra.

Si el problema es la desconfianza, entonces por qué el presidente de México “confía” en público que él desconfía de instituciones como el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.¿Eso no es echarle más lumbre al fuego o finalmente se trata de una estrategia del fundador de Morena para acabar con esos organismos que, se supone, son autónomos?La desconfianza siembra duda y, a nuestro parecer, la duda mata…Sea quien seaCada que pueden, los opositores recuerdan que Andrés Manuel López Obrador dijo una vez: “Al diablo las instituciones”.

Es evidente, pues cada vez queda más expuesto, que al tabasqueño no le agradan ciertas instituciones, a menos que estas estén de acuerdo con sus ideas.

Este lunes, dese su “mañanera”, AMLO expresó su desconfianza con el funcionamiento del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, “sea quien sea” que esté al frente.Aunque por sexenios se ha rumorado que, por ejemplo, el TEPJF funciona o funcionaba a base de “billetazos”, nunca se ha demostrado o presentado alguna denuncia al respecto.

Entonces, cuando estamos en pleno proceso electoral 2024, ¿de qué sirve sembrar la duda y la desconfianza respecto a estos organismos?López Obrador consideró que los magistrados actúan por consigna y mediante acuerdos en las altas esferas, como ocurrió cuando anularon las candidaturas de Morena para gobernador tanto en Guerrero como en Michoacán.

 ¿Dónde está la justicia? Se preguntó, al referirse a estos casos y llevarse “de corbata” al INE, organismo al que ha atacado con frecuencia. Es cierto, lo dijimos líneas arriba, la sociedad casi en su conjunto duda y desconfía de sus instituciones, pero, justo ahora, ¿tiene caso meter cizaña al respecto?Sembrar desconfianza en este momento podría restar credibilidad a quien resulte triunfadora en los comicios de 2024, y, hasta ahora, todas las encuestas apuntan a que será Claudia Sheinbaum.

Generar desconfianza también pasa por afectar a otras instituciones como el mismo Ejército Mexicano, el cual, hasta ahora, sigue gozando de prestigio, pero con su incursión en tareas de seguridad también está en el filo de la navaja…

Aderezos-

Los políticos suelen ser camaleónicos y eso desagrada mucho a la ciudadanía. Un grupo de expriistas conformaron la “Alianza Progresista” para sumarse al proyecto de Claudia Sheinbaum Pardo. De Morena, quien está tratando de arrasar y para ello tiene que recoger todo el “cascajo” posible, lo creemos, pero de extricolores como Eruviel Ávila, Adrián Rubalcava, Jorge Carlos Ramírez Marín, Alejandro Murat y Nuvia Mayorga, es una vergüenza. Cuando ya ordeñaron la teta que les dio de mamar tantos años se van…

-Ya para qué hacemos elecciones, es la señal que Morena y aliados quieren enviar. Una encuesta de “El Economista” firmada por Consulta Mitofsky, asegura que, en este momento, Claudia Sheinbaum tiene una preferencia electoral de 61.4 por ciento contra 30.9 por ciento de Xóchiltl Gálvez; además de un lejano 7.7 por ciento de algún candidato de Movimiento Ciudadano. ¿Entonces qué, ya todo está definido?.

Síguenos en:www.ensaladadegrillos.com@EnsaladadeG@LaNeta3MinutosInformaEnContrastesLaPortadaChNau.MxHoyEnChiapasEsferaPublica.MxInformativoChiapasChiapas24/7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Feria: Echando cuetes

Sr. López Le voy a contar una historia real, créala. A tía Martina (de las de Autlán), le decían tía Macha o señora Macha (si