23 de junio de 2024

Casa Blanca ordenó silencio a Bannon: abogado

El ex jefe de estrategia de Donald Trump, Steve Bannon, evitó dar testimonio ante el comité del Congreso que investiga la presunta injerencia rusa en la campaña electoral de 2016.

«No hay fundamento legal por el cual la Casa Blanca pueda instruir a testigos como Steve Bannon a rechazar vastas categorías de preguntas ante nuestro comité», dijo hoy el congresista demócrata Adam Schiff, miembro del panel, en su cuenta de Twitter. «Debemos insistir en las respuestas», añadió.

Bannon, pese a su reciente distanciamiento con el presidente Donald Trump tras las polémicas declaraciones que dio al libro Fire and Fury: Inside the Trump White House, recibió instrucciones de la Casa Blanca para no responder preguntas sobre su papel en el Gobierno, admitió su abogado.

Durante la comparecencia del martes, mientras los legisladores interrogaban a Bannon sobre el tiempo que trabajó para el presidente Donald Trump, el abogado de Bannon Bill Burck le preguntaba por teléfono a la oficina del abogado de la Casa Blanca si su cliente podía contestar las preguntas. Esa oficina le ordenó que no hablara de su trabajo sobre el equipo de transición de gobierno o en la Casa Blanca.

El ex asesor presidencial invocó el denominado privilegio ejecutivo, que permite retener información al público con el argumento de evitar injerencias del Poder Legislativo y el Judicial.

Bannon, quien fue jefe ejecutivo de la campaña de Trump, renunció la semana pasada como presidente ejecutivo de la web de noticias de derecha Breitbart News. Se había sumado a la campaña de Trump tres meses antes de la victoria sorpresiva de éste en noviembre de 2016.

Bannon dejó la Casa Blanca en agosto pero siguió en contacto con el presidente hasta este mes, cuando se publicó el libro que hizo que Trump tuiteara que Bannon «no sólo perdió su trabajo, sino que se volvió loco».

El autor del libro, Michael Wolff, cita a Bannon diciendo que un encuentro en junio de 2016 en la Torre Trump entre individuos conectados al Gobierno ruso y funcionarios de su campaña -incluyendo al yerno de Trump- fue «traidor».

Por: La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *