21 de septiembre de 2022

Captan increíble arcoíris sobre el Palacio de Buckingham antes del anuncio de la muerte de Isabel II

Un doble arcoíris brilló entre la multitud reunida frente al Palacio de Buckingham, justo en el momento en el que se dio a conocer la noticia de la muerte de la reina Isabel II, tras un silencio, la multitud rompió a cantar «Dios salve a la reina».

El fenómeno fue captado mientras en el Reino Unido se ordenó que todas las banderas ondearan a media asta tras la muerte de la reina.

En un momento fortuito, las nubes de lluvia se disiparon tras el anuncio y los arcoíris aparecieron sobre el Palacio de Buckingham.

Todas las miradas se centraron en el hogar de la monarca al norte de la frontera, en Balmoral, después de que el Palacio informara de que la Reina, de 96 años, estaba siendo vigilada por su salud.

Las multitudes también se congregaron en el Palacio de Buckingham en el centro de Londres a la espera de nuevas actualizaciones sobre el estado de nuestra soberana más longeva.

A las 18.30 horas, el Palacio anunció que la Reina «había fallecido pacíficamente en Balmoral esta tarde».

La multitud que esperaba ante las puertas del Palacio de Buckingham, esperaban que el arcoíris que apareció después de que las nubes oscuras y la lluvia dieran paso a ráfagas de sol, fuera una señal de buenas noticias.

Pero otros se apresuraron a señalar el conmovedor simbolismo, comentando que Su Majestad había cruzado el puente del arcoíris.

La bandera del Palacio de Buckingham se bajó a media asta al conocerse la noticia a las 18:30 horas.

Algunos de los que se apiñaban frente a las puertas empezaron a llorar y a hacer fotos mientras un único helicóptero surcaba los cielos.

Por: Excélsior

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LA FERIA: Imperdonable

Sr. López Tío Encarnación (prohibidísimo decirle Chon), era dueño de “Confecciones Encarnación”, una mina de oro (Mercado San Juan de Dios, Guadalajara; alta costura “nacó”:

Del laboratorio al paciente

Zoe Robledo En octubre de 2020, el año más desafiante de la pandemia por covid-19, la Asamblea del Instituto Karolinska otorgó el Premio Nobel de