21 de julio de 2024

‘Beryl’ toma fuerza y es huracán categoría 3

El huracán Beryl tomó ‘un segundo aire’ en su camino hacia la Península de Yucatán y se fortaleció a la categoría 3 durante la tarde-noche de este jueves, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

La dependencia prevé que Beryl toque tierra en Tulum entre las 23:00 horas de este 4 de julio y las 2:00 horas del 5 de julio como huracán categoría 3, con vientos sostenidos de hasta 177 kilómetros por hora.

La Coordinación Nacional de Protección Civil activó la alerta roja para los siguientes municipios:

En Quintana Roo: Cozumel, Felipe Carrillo Puerto, Isla Mujeres, Othón P. Blanco, Benito Juárez, José María Morelos, Lázaro Cárdenas, Solidaridad, Tulum, Bacalar, Puerto Morelos.

En Yucatán: Akil, Cantamayec, Cuncunul, Chacsinkín, Chankom, Chapab, Chemax, Chichimilá, Chikindzonot, Chumayel, Dzán, Dzitás, Kaua, Mama, Maní, Mayapán, Muna, Oxkutzcab, Peto, Quintana Roo, Sacalum, Santa Elena, Sotuta, Tahdziú, Teabo, Tekax, Tekit, Tekom, Temozón, Ticul, Tinum, Tixcacalcupul, Tixmehuac, Tzucacab, Uayma, Valladolid, Yaxcabá.

Durante este jueves 4 de julio, Beryl se debilitó primero a huracán de categoría 3 y luego al nivel 2.

Beryl, la tormenta tropical más rápida en alcanzar la categoría 5 durante la temporada de huracanes en el Atlántico, se ha ido debilitando tras su paso destructivo por el Caribe.

De acuerdo con el pronóstico de Protección Civil, tras atravesar la Península de Yucatán, el huracán Beryl viajará sobre el Golfo de México y tocará tierra en México por segunda ocasión, esta vez en Tamaulipas entre la noche del sábado 7 de julio y la madrugada del lunes 8 de julio.

Debido al paso del huracán, el Tren Maya ha informado que no ofrecerá servicio este jueves a partir de las 16:00 horas.

Por: El Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Galimatías: Toc, toc, toc

Ernesto Gómez Pananá Se conoce como Trastorno Obsesivo Compulsivo a una suerte de padecimiento emocional caracterizado por conductas repetitivas derivadas de pensamientos que suelen provocar