25 de febrero de 2024

Asesinan a Esmeralda Gallardo, madre buscadora en Puebla

Esmeralda Gallardo, mujer que buscaba a su hija desaparecida en 2021, fue asesinada a balazos este martes en Puebla.

La madre buscadora, integrante del colectivo La Voz de los Desaparecidos, salió durante la madrugada hacia su trabajo cuando fue interceptada por unos individuos, quienes le dispararon en varias ocasiones, según reportes de la fiscalía estatal.

La activista llevaba más de un año buscando algún indicio de su hija Betzabé Alvarado, de 22 años y que fue vista por última vez en enero de 2021 junto con una amiga en los límites de Puebla y el vecino estado de Tlaxcala.

«Me la robaron, si me pudiera escuchar le diría que la amo y sigo buscándola, su mamá no la abandonó», dijo Gallardo al portal local de noticias Ambas Manos en una entrevista unos meses atrás.

El gobierno estatal lamentó el asesinato y anunció el inicio de las investigaciones para dar con los responsables.

Las autoridades barajan la posibilidad de que este crimen esté relacionado con la desaparición de la hija de la víctima.

La joven Betzabé y su amiga desaparecieron en una zona donde actúan bandas dedicadas al tráfico de mujeres con fines de explotación sexual.

En los últimos años, otras madres y familiares de desaparecidos han sido asesinados en México.Desde 1964 hasta agosto, México contabilizaba más de 105 mil personas desaparecidas y no localizadas, según datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas.

Sin embargo, los colectivos de búsqueda y activistas estiman que la cifra podría ser mayor pues algunas familias no denuncian por temor o desconfianza hacia las autoridades.

Por: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ensalada de Grillos: Tómbola

Ciro Castillo No es de ahora que los métodos que utiliza Morena para designar a sus aspirantes a cargos de elección popular generan dudas, y

LA FERIA: Un pasquín inmundo

Sr. López Tío Lencho era rico, no de pueblo, muy rico. Siempre fuera, se le veía raras veces y casi nadie le conocía la voz.

La Feria: Echando cuetes

Sr. López Le voy a contar una historia real, créala. A tía Martina (de las de Autlán), le decían tía Macha o señora Macha (si