6 de febrero de 2023

Yihadistas controlan nuevas zonas sirias

Beirut.- El grupo terrorista Estado Islámico (EI) tomó ayer el control de nuevas zonas en el desierto central sirio, donde se ubica la provincia de Homs, fronteriza con Irak, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los extremistas avanzaron por la carretera que une la ciudad monumental de Palmira, cuyo control tomaron el miércoles, con Damasco y se hicieron con el dominio de unas minas de fosfatos y unas viviendas adyacentes en el área de Jinifis, también en Homs.

Los radicales iniciaron el pasado día 13 una ofensiva en el este de Homs, donde han conquistado las localidades de Al Ameriya, Sujna y Palmira, así como los campos de gas de Al Arak y al Hil y la zona de Sauana, entre otros.

Además, tienen en su poder el paso de Al Walid, también conocido como Al Tanf, fronterizo con la provincia iraquí de Al Anbar.

Hace cinco días, el Observatorio apuntó que el EI controlaba ya más de 50 por ciento del territorio sirio, que equivale a 95 mil kilómetros cuadrados, tras los recientes avances.

El grupo está presente en nueve provincias sirias: Homs, Al Raqa, Deir al Zur, Al Hasaka, Hama, Alepo, Damasco, Rif Damasco y Sueida.

Los yihadistas dominan la mayoría de los campos de gas del país, menos el yacimiento de Al Shaer, en el este de Homs y en manos del régimen, y el de Ramilan, que controlan las Unidades de Protección del Pueblo -milicias kurdo sirias-, en Al Hasaka. El EI proclamó a finales de junio de 2014 un califato en Siria e Irak.

Los extremistas han logrado expandirse en el territorio sirio pese a los bombardeos de la coalición internacional, iniciados el pasado 23 de septiembre.

Mientras, la aviación siria bombardeó ayer intensamente la ciudad de Palmira, dejando al menos cuatro muertos civiles, dijo una ONG.

“Desde esta mañana (lunes), la aviación del régimen efectuó 15 ataques contra Palmira y sus suburbios. Se trata de los bombardeos más intensos desde que (los yihadistas) tomaran la ciudad”, informó OSDH.

En tanto, las autoridades iraquíes rechazaron las acusaciones de EU de que fueron incapaces de combatir y de mostrar voluntad de lucha contra el EI en Ramadi.

¿En qué consiste la fuerza militar terrorista?

Los seguidores del EI se caracterizan por un gran espíritu de combate. Comienzan sus ofensivas con atentados suicidas que abren el camino a los atacantes. La cúpula militar está formada sobre todo por oficiales bien formados que combatieron en el ejército iraquí en la época de Saddam Hussein.

¿Cómo están sus adversarios?

El ejército de Irak está consumido por la corrupción. Las tropas están desmotivadas y mal formadas. Cuando el EI tomó en 2014 la importante ciudad de Mosul, los soldados salieron corriendo. También en Siria el ejército del gobierno está exhausto tras una serie de duras derrotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.