6 de octubre de 2022

Ya sólo queda «rezar y protestar” por Acteal: Felipe Arizmendi

Debido a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) liberó prácticamente a todos los acusados, ya sólo queda “rezar y protestar” por la masacre de 45 indígenas ocurrida en Acteal hace 19 años, afirmó el obispo de la diócesis de San Cristóbal, Felipe Arizmendi Esquivel.

“Seguimos lamentando que amparándose en deficiencias por el mal procedimiento en la procuración de justicia, la SCJN haya liberado prácticamente a todos” los acusados de los hechos, sucedidos el 22 de diciembre de 1997, agregó.

Abundó: “Eso significaría que nadie los mató y eso es completamente absurdo porque algunos tienen que ser culpable; es lamentable que por deficiencias en el procedimiento jurídico se les libere”.

De acuerdo con datos del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba), de 2009 a la fecha han sido liberados 76 indígenas que habían sido sentenciados por su participación en los hechos, como resultado de resoluciones de la SCJN por violaciones al debido proceso.

-Si ya fueron liberados casi todos los detenidos y no se ha hecho justicia, ¿qué queda? -se le preguntó a Arizmendi Esquivel.

-Ahorita, nada, más que rezar y protestar, jurídicamente ya no hay instancias porque la SCJN ya decidió y no hay nada que hacer más que educar para que no se reactiven los conflictos.

Pedro Faro Navarro, director del Frayba explicó que el caso Acteal se encuentra en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y “estamos esperando su resolución, pues hemos aportado todas las evidencias en las que está claramente la participación del Ejército Mexicano y de la policía, a partir del Plan de Campaña de contrainsurgencia Chiapas 94, para que la justicia mexicana se pronuncie por la masacre, crimen de lesa humanidad”.

-¿La CIDH es la última esperanza para que se haga justicia en el caso Acteal? –se le preguntó.

-Creemos que se va a dar pero la decisión de la CIDH no será justicia completa sino parcial porque van a incriminar al Estado pero los responsables como el ex presidente Ernesto Zedillo; el ex secretario de Gobernación, Emilio Chuayffet y el ex gobernador Julio César Ruiz Ferro, y demás personajes involucrados morirán en impunidad aunque señalados como grandes criminales de la masacre de 45 indígenas en Acteal.

Aseguró que como lo han dicho los integrantes de la organización de la sociedad civil Las Abejas, a la que pertenecían las víctimas, “la justicia, que se ha desmoronado en el país, no vendrá del Estado, pues sus instituciones tienen una deuda histórica por crímenes de lesa humanidad”.

Sostuvo que el Estado mexicano “ha tomado partido y decidido mantener en la impunidad crímenes como la matanza estudiantil de 1968 y el más reciente, la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero; no existe, pues, justicia y los operados son ineficaces, no están haciendo su trabajo y por tanto, el sistema de justicia del país es obsoleto para los reclamos de justicia como el de Acteal”.

Señaló que como cada año desde que sucedió la matanza, este 22 de diciembre, cientos de personas acudirán a la comunidad de Acteal, municipio de Chenalhó, para participar en la misa que en esta ocasión celebrará el obispo Arizmendi Esquivel, con la finalidad de recordar a las víctimas y seguir exigiendo que se haga justicia.

 Por: La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.