1 de febrero de 2023

Turquía suspende vuelos militares sobre Siria

Las autoridades turcas han suspendido temporalmente los vuelos militares sobre Siria para atacar posiciones del Estado Islámico (EI), debido a la tensión creada por el derribo de un caza ruso, informa hoy el diario turco Hürriyet.

En una decisión tomada de mutuo acuerdo, Rusia dejará de volar cerca de la frontera turco-siria y Turquía «ha suspendido de forma temporal» sus vuelos sobre Siria destinados a combatir el EI, informaron fuentes anónimas al citado periódico.

Moscú y Ankara observarán la mayor prudencia hasta que se vuelva a establecer un canal de diálogo para reducir la tensión, agrega Hürriyet.

No está claro el alcance práctico de la decisión, dado que no se ha dado a conocer la frecuencia con la que aviones turcos suelen entrar en espacio aéreo sirio.

Ankara anunció el 29 de agosto la participación de cazas turcos en las operaciones aéreas de la Coalición antiyihadista encabezada por Estados Unidos.

Pero desde entonces no ha ofrecido más información, exceptuando un amplio ataque el 1 de noviembre pasado contra posiciones del EI cerca de la frontera turca y apoyado desde tierra por una milicia turcomana aliada con Turquía.

Fue el segundo ataque aéreo turco contra la organización yihadista que se ha dado a conocer, tras un bombardeo efectuado en la última semana de julio, aún al margen de la Coalición.

Moscú niega acuerdo para suspender vuelos

El Kremlin negó la existencia de un acuerdo con Ankara para la suspensión de los vuelos de la aviación militar rusa cerca de la frontera turco-siria, donde dos F-16 turcos derribaron el martes un bombardero Su-24 ruso.

«Las Fuerzas Aeroespaciales rusas continúan la operación de apoyo a la ofensiva terrestre de las Fuerzas Armadas sirias contra las organizaciones terroristas sin ningún tipo de limitaciones», dijo a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

El portavoz recordó en cambio que «todos los contactos por la línea militar con la parte turca han sido suspendidos» por el Ministerio de Defensa ruso.

El presidente ruso, Vladímir Putin, reunió hoy al Consejo de Seguridad Nacional y Defensa ruso para tratar «la creciente tensión en Siria, en el contexto de las acciones agresivas e impredecibles de Turquía», informó Peskov.

Rusia desplegó ayer misiles antiaéreos S-400 en Siria para proteger a sus bombarderos que actúan en ese país, que también serán acompañados por cazas en sus misiones.

El S-400, uno de los orgullos de la industria armamentista rusa, garantiza el derribo de objetivos aéreos -de cazas a misiles de crucero- en un radio de 250 kilómetros.

Por: El Universal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.