3 de octubre de 2022

Reformas pintaban un buen año para Peña

G22121440

GMx

 

México. DF.- El presidente Enrique Peña Nieto inició el año con el pie derecho. La oleada de reformas estructurales continuaba su marcha para convertir al país en una locomotora, como avizoraban en el mundo. Sin embargo, la noche violenta de Iguala, cuando murieron seis personas, fueron heridas 20 más y desaparecieron 43 estudiantes normalistas por orden de autoridades municipales emanadas del PRD, marcó el 2014.

A lo largo de octubre, noviembre y diciembre, el presidente Enrique Peña Nieto enfrentó el caso de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa y el escándalo detonado por señalamientos en torno a una propiedad de su esposa, eclipsando los avances de su gestión alcanzados.

El año que concluye tenía, dentro de la previsión del presidente Enrique Peña Nieto y su primer círculo de colaboradores, consolidar el gran proceso de reformas estructurales que arrancó con el inicio de su administración.

Lo anterior, como punto de partida para generar más empleos y mejor pagados, reducir tarifas en el suministro de electricidad y en el precio de gas y gasolinas, generar mayor competencia en los sectores energético, telecomunicaciones y de radio y televisión.

A la par concretar una mayor recaudación para atender —entre otras tareas— la aplicación de diversos programas sociales de nueva generación, permitir mayor acceso de los mexicanos al crédito con tasas más bajas, y garantizar educación de mayor calidad.

Y también, en la ruta trazada por el Ejecutivo federal avanzar de manera sustancial en lograr una justicia más rápida y expedita, garantizando el debido proceso y la certeza jurídica a ciudadanos y empresas.

Concretado el proceso de reformas estructurales y su debida implementación, el siguiente paso es el desarrollo de un ambicioso Programa Nacional de Infraestructura que busca invertir más de 7.7 billones de pesos para desarrollar o modernizar trenes, carreteras y autopistas, puertos y aeropuertos, sistemas de agua, energía, entre otros rubros.

Hoy, se deja claro en el primer círculo del presidente Peña Nieto, el énfasis lo pondrá el gobierno de la República en el tema de la seguridad tras reconocer la debilidad institucional ante el crimen organizado, principalmente en algunos gobiernos municipales.

 

El arranque

El presidente Peña Nieto arrancó el 2014 con la promulgación de la reforma financiera, su primera asistencia al Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, y su participación en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en La Habana, Cuba.

En ambos foros internacionales, el presidente Peña Nieto había captado la atención de líderes empresariales y de naciones por el proceso de reformas estructurales. En Cuba tuvo encuentros con los presidentes de Argentina y Brasil, e impuso la Orden del Águila Azteca al presidente uruguayo José Mujica.

Realizó una visita de Estado a Cuba durante la cual fue recibido por el presidente Raúl Castro en el Palacio de la Revolución y luego, en privado, se reunió con el comandante Fidel Castro en su casa de La Habana.

En febrero promulga la reforma político-electoral, recibe al rey de Jordania y se avanza en un eventual TLC con esta nación y acepta, por primera vez, que los beneficios de las reformas estructurales se darán de forma gradual.

Recibe en la ciudad de México a Stephen Harper, primer ministro de Canadá, en una visita oficial, y luego al premier canadiense y al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la Cumbre de Líderes de América del Norte, celebrada en la ciudad de Toluca.

Este mes también promulga la reforma constitucional en materia de transparencia y asiste a la Cumbre de la Alianza del Pacífico en Cartagena de Indias, Colombia, donde se acuerda, previa autorización de los poderes legislativos de cada nación, desgravar de inmediato 92% del intercambio comercial entre los países que integran este bloque.

En marzo, el presidente Peña Nieto encabeza un homenaje a Octavio Paz, recibe al presidente de Panamá y se anuncia la conclusión de las negociaciones para un TLC entre México y esa nación centroamericana, realiza una visita oficial a Ecuador y asiste a la toma de poder de Michelle Bachelet en Valparaiso.

En abril, el mandatario mexicano atestigua la firma del TLC México-Panamá y realiza una visita de Estado a Honduras, la primera de un mandatario mexicano en los últimos 12 años. Encabeza además en Bellas Artes el homenaje a Gabriel García Márquez.

Ese mes, el presidente Peña Nieto presenta el Programa Nacional de Infraestructura, que tendrá una inversión a lo largo de su mandato, por 7.7 billones de pesos; se entrevista en la ciudad de México con Ban Ki Moon, secretario general de la ONU, y en Mérida es anfitrión de la Cumbre México-Caricom.

 

Resurge La Pintada

En mayo, el Presidente de la República entrega “La Nueva Pintada”, en la zona cafetalera de Atoyac, Guerrero. Se trata de un pueblo que se erigió sobre las ruinas de la comunidad de La Pintada, que fue arrasada por un alud durante el impacto del huracán “Manuel” a Guerrero en septiembre de 2013.

Ese mes el mandatario expresa ante la Conferencia del Episcopado Mexicano el respeto de su administración a la libertad religiosa en el país. Recibe en Los Pinos a John Kerry, secretario de Estado del gobierno de Estados Unidos y abandera en Palacio Nacional a la Selección Mexicana de Futbol

Junio se pintó de tricolor. A lo largo del Campeonato Mundial de Futbol, en Brasil, el Presidente de la República siguió primero acompañado de su esposa Angélica Rivera y su primer círculo de colaboradores, luego con familiares y amigos y luego con la prensa, los partidos del representativo mexicano.

Ese mes, recibe en Palacio Nacional a Christine Lagarde, gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI); Fausto Vallejo le comunica en Los Pinos que dejará el gobierno de Michoacán, y es anfitrión de la Alianza del Pacífico en Punta Mita, Nayarit.

Durante ese mayo, el presidente Peña Nieto realiza una intensa gira de trabajo por Europa, efectúa una visita de Estado a Portugal, se entrevista con el papa Francisco en El Vaticano y lo invita a visitar México y concreta una visita de Estado a España.

Al arrancar la segunda mitad de 2014, en julio el Presidente recibe al primer ministro de Japón, Shinzo Abe; al presidente de Perú, Ollanta Humala, y al secretario de Estado de la Santa Sede, Pietro Parolin, y promulga la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones.

Ya en agosto, en Ecatepec, anuncia la transformación de Oportunidades en Prospera, realiza su primera gira de trabajo a Estados Unidos y visita Los Ángeles y Sacramento y, también en el Estado de México, pone en marcha el Programa de la reforma educativa.

Ese mes promulga la legislación secundaria de la reforma energética y ofrece, por este motivo, un mensaje a la nación en Palacio Nacional. Asiste a la toma de posesión del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

En septiembre, el presidente Peña presenta su segundo Informe de Gobierno, y participa por primera vez en el periodo de debate de las Naciones Unidas en Nueva York, donde tiene una intensa actividad.

En el marco de su primera visita a las Naciones Unidas, Peña Nieto recibió los premios Estadista Mundial y Ciudadano Global y se entrevistó, entre otros, con Ban Ki Moon, el rey de Jordania, el primer ministro holandés, y con el primer ministro británico David Cameron, así como con Tony Blair.

 

La noche de Iguala

Ese mes encabeza las fiestas patrias y atiende personalmente la contingencia en Baja California Sur provocada por el huracán “Odile”. Recibe los primeros reportes de los hechos violentos de Iguala el 26 y 27 de septiembre.

El 6 de octubre ofrece un mensaje en el Patio de Honor de Palacio Nacional donde condena por primera vez los hechos ocurridos en Iguala y ordena a su equipo atender el asunto. No habrá impunidad, asegura.

En todos sus mensajes de los eventos públicos destinaba espacios especiales, cada vez con pronunciamientos más enérgicos, para condenar la tragedia de Iguala. Tras la dimisión de Ángel Aguirre Rivero al gobierno de Guerrero recibe en Los Pinos al mandatario sustituto Rogelio Ortega y le ofrece todo su apoyo.

El 29 de octubre recibe en Los Pinos, durante más de cinco horas, a los padres y familiares de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero, durante los hechos del 26 y 27 de septiembre pasado.

Con el caso Iguala sobre los hombros, y la decisión de cancelar la licitación, ya asignada, para construir el tren de alta velocidad México-Querétaro en noviembre, el presidente Peña mantiene su gira por China y Australia, para participar en las Cumbres de APEC y del G20.

 

La llamada “Casa Blanca”

El Presidente condena el intento de quemar la puerta central de Palacio Nacional tras una manifestación de apoyo a normalistas en el Zócalo. Pero es en la escala de Vladivostok, Rusia, donde se conoce de los señalamientos de un posible conflicto de interés derivado de una propiedad de su esposa que es comprada a los ganadores de la licitación para construir el tren de alta velocidad México-Querétaro.

El 20 de noviembre, tras recibir en el Campo Marte el respaldo de las Fuerzas Armadas, acepta que “México está dolido” por el caso Iguala, y el 27 presenta un decálogo de acciones para fortalecer el Estado de derecho. Afirma que “Todos somos Ayotzinapa”.

El presidente Peña Nieto concluye el 2014 como anfitrión de la Cumbre Iberoamericana, que se realizó en Veracruz, asistió a la Cumbre de la COP20 en Lima, Perú, se reúne por más de tres horas con el Consejo Coordinador Empresarial, que le pide se cumpla el Estado de derecho.

Promulga la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y pone en marcha la primera fase del gasoducto Los Ramones.

El presidente Enrique Peña Nieto arrancará 2015 con una visita el 5 y 6 de enero a Washington para reunirse con Barack Obama.

Vía EL UNIVERSAL

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Alfiles : La Feria

Sr. López Contaba la abuela Elena de un tío suyo, Héctor, tipo normal tirando a bueno, que administró su flaca herencia lo suficientemente bien como