8 de febrero de 2023

Papa condena silencio cómplice ante violencia

Pope Francis Leads Stations of The Cross

GMx

 

México.- Ante una Plaza de San Pedro completamente llena y luego de hacer un retrato trágico de la actual situación que vive el mundo debido a las sangrientas guerras, a la violencia, humillaciones y pobreza que sufren niños, ancianos y la humanidad en su conjunto, “ante nuestro silencio cómplice”, el papa Francisco recordó con amargura y visiblemente conmovido, en su mensaje navideño Urbi et orbi —para la ciudad y el mundo—, las “tantas lágrimas derramadas en esta Navidad, junto a las del niño Jesús”.

El Pontífice argentino pidió al Señor salvar “a tantos niños víctimas de la violencia, transformados en objeto de comercio, de la trata de personas y obligados a convertirse en soldados” no sin antes rogar, ante el silencio sepulcral de la Plaza San Pedro, que “Jesús dé confort a las familias de los niños asesinados en Paquistán la semana pasada”, aludiendo a las víctimas del ataque en una escuela paquistaní el 16 de diciembre.

Mis pensamientos, dijo el Papa, “van a todos los niños asesinados y maltratados ya antes de ver la luz, que son sepultados en el egoísmo de una cultura que no ama la vida”, pero también a aquellos que sufren por “las guerras, persecuciones, los cuales experimentan abusos y son expulsados” de sus tierras “ante nuestros ojos y nuestro silencio cómplice” y sobre cuya sangre, exclamó, se cierne “la sombra de los actuales Herodes”.

El papa Francisco hizo su aparición en el balcón central de la basílica de San Pedro y luego de recibir la aclamación de los 80 mil presentes, según la oficina de prensa de la Santa Sede, y escuchar los himnos Vaticano e Italiano, inició su mensaje Urbi et orbi.

De inmediato dijo dirigir su pensamiento, de manera especial, a “nuestros hermanos y hermanas de Irak y Siria, que desde hace ya mucho tiempo, junto con otros grupos étnicos y religiosos, sufren los efectos de los conflictos en curso” y “padecen una brutal persecución”. Para todos ellos y para los tantos prófugos de esas zonas Francisco pidió al Señor otorgarles una luz de “esperanza” a fin de que puedan “recibir las necesarias ayudas humanitarias” y muy pronto “regresar a su países”.

La misma luz de esperanza la pidió para los numerosos desalojados, prófugos, refugiados, niños, adultos y ancianos de todo el mundo, con el firme deseo, subrayó, de que pueda terminar “la indiferencia y el rechazo para acogerlos” a fin de que, “en la dura prueba a que están siendo sometidos”, puedan recibir las ayudas que requieren y de esta forma “sobrevivir al rígido invierno, regresar a su países y vivir con dignidad”.

Como en tantas ocasiones también pidió que pueda reanudarse el diálogo entre palestinos e israelíes y oró para que “el Señor ayude a cuantos sufren en Ucrania y conceda a esa amada tierra superar las tensiones y hacer vencer el odio y la violencia y emprender un nuevo camino de fraternidad y reconciliación”.

Ruega por África. Francisco pidió, asimismo, por África, recordando la violencia fundamentalista que aflige Nigeria, pero también a los miles de voluntarios que luchan por combatir el virus del ébola, “sobre todo en Liberia, en Sierra Leona y en Guinea”.

Su mensaje navideño Urbi et Orbi 2014 el papa Francisco lo concluyó exclamando “¡Feliz Navidad!” y como en las ocasiones precedentes saludó al mundo católico en varias lenguas, mientras recibía una ovación cerrada en medio del ondear de banderas de todos los países, de entre la cuales sobresalía la mexicana.

 

 

Vía EL UNIVERSAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La Feria: Recoger varas

Sr. López Muy en privado, la prima Alicia alegó horas con su mamá, tía Susana, negando que hubiera ido a un motel (cosa gravísima en