26 de septiembre de 2022

No se irán a paro los de la 40 del SNTE

Esteban Ramírez/GMX

Tuxtla Gutiérrez (04/12/14).- Maestros adheridos a la sección 40 del  Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación descartaron irse a paro indefinido para los primeros días de enero; el líder sindical Julio César León Campuzano desmintió las versiones que han circulado en el sentido de que se han sumado a las decisiones del bloque democrático de la Sección 7.

En conferencia de prensa, León Campuzano admitió que los trabajadores de la educación de la 40  continuarán en la lucha por defensa de la educación pública, sin embargo ésta será de una forma diferente a la que han planeado sus homólogos. Hizo un llamado a las bases a no dejarse engañar por intereses ajenos al magisterio que pretenden desestabilizar al gremio.

«Ratificamos el compromiso con la educación de los niños y jóvenes de la entidad, sobre todo ante los actuales escenarios sociales que se registran en el país» mencionó el líder magisterial.

Recordó que ningún derecho conquistado por el SNTE  se ha perdido, al contrario ahora existe mayor posibilidad de profesionalización para enfrentar los nuevos retos educativos; de tal manera, que las versiones que han hecho creer algunos grupos no debe generar incertidumbre entre la base trabajadora.

Para disipar las dudas que han generado, entre los maestros, las versiones del supuesto paro indefinido, integrantes del Comité Estatal Seccional realizará visitas a las diferentes zonas escolares para informar y aclarar dichas

León Campuzano agregó que se trabaja en el tema de la seguridad social con la base trabajadora, descartó que el sistema de pensiones y jubilaciones esté en riesgo como lo han mencionado algunas personas, por el contrario, se designará un equipo de trabajo para informar sobre la situación que prevalece en el ISSSTECH.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La Feria: Sostener errores

Sr. López A principios del siglo pasado, había un solo médico en Autlán y el abuelo paterno, Víctor, lo odiaba por el chisme de que