28 de enero de 2023

No están conformes con la liberación de Florentino

untitled

 

Esteban Ramirez/GMX
La liberación del indígena Florentino Gómez Girón, por quien un sobrino suyo se prendió fuego en las afueras del Congreso del estado el pasado viernes, ha causado la reacción de desplazados de la comunidad Chigton, del municipio de Ixtapa.
El  grupo opositor al recién liberado reclama  que con esa decisión de las autoridades judiciales se incumplen las recomendaciones de la Comisión Nacional de  Derechos Humanos.

Solicitán de manera urgente la implementación de medidas cautelares para evitar  enfrentamientos futuros o agresiones  que puedan ser considerados como represalia por parte del grupo allegado al indígena que estuvo preso en el penal del Ámate acusado de Abigeato.
En representación del grupo de desplazados, David Ramos Hernández, coordinador estatal de la Alianza por La Paz y el Desarrollo Sustentable, recriminó las circunstancias en las que el indígena fue liberado. Inmolarse para ejercer presión a las autoridades y dejar libre a Gómez es una puerta que queda entreabierta para futuras manifestaciones, alertó.
«Cualquier delincuente va poder tomar este tipo de medida para lograr su objetivo en materia de justicia, pasando por encima de las instituciones y eso si es preocupante» mencionó.
Esa situación, adviertió, pone en riesgo al grupo de desplazado que ahora vive en un predio de Chiapa de Corzo,  porque hasta el momento no existen las garantías de seguridad para las familias que fueron obligados a salir de sus comunidades por conflictos con el grupo que lidera Florentino Gómez.
«Queremos que para la reunión que vamos a tener el próximo jueves, las autoridades nos presenten propuestas claras y definitivas de solución, háblese de justicia, reparación de daños, medidas cautelares para proteger la vida de las personas. Son toda una serie de aspectos que hasta el momento, no sabemos que curso llevan» refirió Ramos Hernández.
Ante toda la serie de incertidumbre surgidas entorno a la liberación de Florentino y en el contexto con que se dio, es necesario, mencionó, que se instale una mesa de diálogo en la que se convoqué al grupo contrario para concertar acuerdos de paz.
«Nosotros no estamos de acuerdo en que el conflicto quede a la deriva o en el olvido porque los odios y los rencores pueden resurgir en cualquier momento. Es urgente que ambos grupos lleguen  a un acuerdo y que estén conscientes que las cosas deben terminar» explicó.
El grupo de Florentino ha demostrado que es capaz de hacer acciones extremas para lograr sus objetivos, por eso solicitarán que las medidas cautelares sean llevadas a la práctica y no se queden en las intenciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.