20 de julio de 2024

Miles marchan por los obispos en Nicaragua

En un hecho inédito, católicos, evangéli­cos y no creyentes caminaron juntos por las calles de Mana­gua con cánticos, rezos, imá­genes de la virgen María y banderas de Nicaragua y de la Iglesia católica para ofrecer su apoyo a los jerarcas acusados por el gobierno de Daniel Or­tega de “golpistas”, en el mar­co de una crisis que ha dejado más de 300 muertos.

El clero ha acudido en au­xilio de personas atrapadas en la violencia que envuelve al país desde el 18 de abril pa­sado, que además ha dejado más de 2,000 heridos y una cifra no precisa de detenidos y desaparecidos, según orga­nismos de derechos humanos.

Ortega ha arremetido con­tra los obispos nicaragüen­ses, que ya han sido objeto de ataques físicos y verbales por parte de grupos oficialistas, y los ha llamado golpistas por­plantear el adelanto de los co­micios previstos para 2021 a marzo de 2019.

Los inconformes exigieron la renuncia de Ortega y su es­posa y vicepresidenta Rosario Murillo y la libertad de las per­sonas detenidas por protestar.

A la manifestación se sumó un grupo de médicos que se solidarizó con los obispos y con la destitución de unos 40 galenos estatales por haber atendido a personas que pro­testaban contra el gobierno.

La denominada Peregri­nación por nuestros obispos, defensores de la verdad y la Justicia, convocada por el Mo­vimiento de Autoconvocados, fue precedida por la imagen de la virgen de Cuapa, consi­derada milagrosa por los ca­tólicos nicaragüenses.

¡Gracias pueblo de Nica­ragua por su cariño por los Obispos y Sacerdotes!”, tuiteó el obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, una voz crítica con el mandatario.

A pie, en motocicletas o en vehículos, sandinistas, em­pleados públicos y miembros de la Policía Nacional salieron una vez más a las calles para expresar su respaldo a lo que denominan un “proceso re­volucionario encabezado por el comandante Daniel Ortega” y para repudiar a aquellos que protestan contra su gobierno desde el 18 de abril pasado.

Durante la marcha, los ma­nifestantes gubernamentales portaban las banderas roja y negra del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y la de Nicaragua.

No se registraron inciden­tes en las marchas, que se de­sarrollaron al mismo tiempo.

Por: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *