9 de diciembre de 2022

Más violencia en Venezuela; policía vuelve a reprimir marcha opositora

La Policía Nacional Bolivariana de Venezuela (PNB) impidió hoy nuevamente el paso de la marcha opositora hacia la sede de la Defensoría del Pueblo, en el centro de Caracas, por lo que comenzaron enfrentamientos con los manifestantes y el uso de gases lacrimógenos por parte de los agentes.

La manifestación, la tercera en esta semana y que fue congregando a miles de manifestantes en la avenida Francisco de Miranda, en el este de Caracas, intentó dirigirse hacia la sede de la Defensoría -que preside el Poder Ciudadano- para protestar por el rechazo de esta instancia a actuar contra los magistrados del Supremo, condición indispensable para que el Parlamento pueda proceder contra ellos.

Seguiremos intentándolo cuantas veces sea necesario hasta que venzamos el piquete (de la policía) y lleguemos a nuestra meta», afirmó.

Tras desatarse los enfrentamientos, la dirigente opositora María Corina Machado se dirigió a la autopista Francisco Fajardo, principal arteria vial de la ciudad, con un grupo de manifestantes, lo que paraliza parcialmente el tráfico de la capital.

El primer vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, encabeza otro grupo de personas, que se trasladó hasta la avenida Andrés Bello, paralela a la avenida Libertador, para intentar mantener su camino hacia la Defensoría.

Entretanto, parte de la manifestación se mantiene en la avenida Libertador, donde comenzaron los gases lacrimógenos y que conecta el este con el centro de la capital venezolana.

Los episodios de violencia han llevado a grupos como Amnistía Internacional a condenar «el uso excesivo de la fuerza» por parte de los órganos de seguridad.

La oposición, de todas formas, ha decidido no abandonar las movilizaciones para apoyar la destitución de los jueces que intenta el Parlamento, donde son mayoría, e insistir en el llamado a elecciones que viene dilatando el poder electoral, en medio de una prolongada crisis económica.

Las manifestaciones encabezadas por líderes de oposición surgieron una vez que el Tribunal Supremo de Justicia asumió funciones parlamentarias, provocando incluso una condena internacional que presionó a los magistrados a modificar sus sentencias parcialmente a petición de Maduro.

Tras las movilizaciones de la semana, el líder opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles fue inhabilitado el viernes por 15 años para postularse a cargos de elección popular, una sanción que avivó aún más el llamado a la calle.

Vamos mañana, bravo y valiente pueblo, en toda nuestra Venezuela contra el AUTOGOLPE! #ElSabadoPaLaCalle #EleccionesYA», escribió Capriles en su cuenta de Twitter, al tiempo que sus adversarios alertaban que la intención de las protestas es generar violencia y ‘un baño de sangre’.

En Caracas, varias estaciones de Metro estaban cerradas en la antesala de la protesta opositora, y de nuevo se habían instalado operativos de seguridad que restringen los accesos a la capital.

El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, tildó la marcha del sábado de ‘ilegal’ pues las autoridades desconocen la ruta de calle que tomarán los opositores.

Por: Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.