23 de septiembre de 2022

La vida de Octavio Paz, para niños     

Octavio-Paz-toon

GMX

México, D.F.- De unas cuantas pinceladas y ayudado por el ilustrador Ángel Campos, el escritor Alberto Ruy Sánchez logró contar en una biografía breve y emotiva, la vida y la obra de Octavio Paz, el Premio Nobel de Literatura 1990, que trepado en la higuera de la casa de sus abuelos en el barrio de Mixcoac reconoció que si a algo quería dedicarse en la vida era al lenguaje y a la poesía.

Justo esa higuera sobre la que Octavio Paz niño hacía desbordar su imaginación es la que relata sus momentos más emblemáticos en el libro Octavio Paz. Cuenta y canta la higuera, una breve biografía del más destacado poeta mexicano del siglo XX a nivel internacional, que es parte de la colección “Así ocurrió/ Instantáneas de la historia” publicada por Ediciones SM en su área infantil y juvenil.

“Allí, trepado en la higuera, imaginándose en el mástil de un barco, él decidió que no quería ser un capitán guerrero, decidió que no quería ser político, decidió que no quería ser santo, decidió que quería ser un hombre del lenguaje, que quería ser un poeta. Escuchando el canto de los árboles, él tuvo su primera experiencia poética y él decidió que quería ser poeta”, afirma en entrevista Alberto Ruy Sánchez.

El escritor y editor que ha estudiado y escrito sobre Octavio Paz, de manera más amplia y profunda, asegura que en esta breve biografía queda claro que él tuvo una experiencia poética y que también él decía que cualquiera podía tener la experiencia: “Quien mira los árboles, quien mira la higuera, quien mira el mar. La tienen los niños esa experiencia poética cuando miran el horizonte o las estrellas, y así la tuvo él”.

Ruy Sánchez afirma que Octavio Paz fue siempre fiel al niño trepado en el árbol “al niño que escucha los árboles que se va convirtiendo al final de su vida en el poeta al que le crece el árbol dentro, por eso dice: ‘creció en mi frente un árbol, creció hacia adentro’, y en la que también es una canción de amor”.

Lo que hizo Alberto Ruy Sánchez fue meterse a través de la higuera y mediante las propias palabras de Octavio Paz.

“También se trata de contar su vida, yo no invento nada. Me imagino que la higuera lo ve entrar con su familia cuando llegan al barrio de Mixcoac y entonces la higuera lo cuenta; yo me atuve a las cosas que cuenta el propio Octavio Paz”, explica el autor.

Ruy Sánchez indica que muchas veces los poemas son el punto de arranque para decir las cosas, pero que todo lo que él dice está en la poesía de Paz y cuando cita poemas de árboles o de la propia higuera, son sólo una pequeña parte de los muchísimos poemas que Octavio Paz escribió.

 

Vía EL UNIVERSAL

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La Feria: Tiempo perdido

Sr. López Parecería que el campo de doma en que amaestraron a este López, fuera un laboratorio encubierto de experimentos sociológicos a fin de comparar