2 de octubre de 2022

Jornaleros de San Quintín reinician protestas

 Tijuana.- Con camisas de manga larga y paliacates en el rostro, como si estuvieran piscando, más de mil jornaleros recibieron a una comitiva de diputados federales que viajaron desde la ciudad de México para escuchar las exigencias de los trabajadores del campo en San Quintín, Baja California.
A decir de Fidel Sánchez, líder del movimiento Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social, que encabeza las manifestaciones de jornaleros, extenderían sus peticiones ahora a la Cámara de Diputados.
Encabezados por Eufrosina Cruz Mendoza, presidenta de la Comisión de Asuntos Indígenas, se comprometieron a otorgarles apoyos sociales, a fin de brindarles mejores condiciones de vida a los más de 60 mil trabajadores del campo, originarios principalmente del sur del país.
Por la mañana, más de mil jornaleros marcharon por la carretera transpeninsular desde la Delegación Vicente Guerrero hasta San Quintín, que se encuentran a unas dos horas y media de distancia. Banderas rojas y negras se alzaron para expresar que aunque han regresado a trabajar a los campos por necesidad, lo hacen bajo protesta.
“Trato digno y humano para los jornaleros agrícolas. Exigimos un salario justo para todos los jornaleros y que no pare la lucha”, fueron algunas de las pancartas que levantaron en cartulinas y mantas durante la marcha.
Llegaron al Centro de Gobierno de San Quintín, donde se realizó un mitín para exigir solución a las demandas: incrementos salariales, prestaciones como seguridad social y días de descanso en los ranchos agrícolas.
Durante esta marcha no se suscitaron incidentes como en otras ocasiones en que las protestas terminaban en arrestos y persecuciones de jornaleros. Después de estar en pie durante horas, los trabajadores del campo se sentaron en los jardines del centro de gobierno, en espera de una resolución por parte de los diputados.
Este viernes también inició el boicot comercial contra la empresa Driscoll’s, una de las productoras de fresas más importante a nivel mundial, y que, a decir de los jornaleros, son los que han fijado los estándares de sueldos.
Con esto se incita a la ciudadanía en México y Estados Unidos a dejar de consumir sus productos, como forma de presión para llegar a una negociación que ofrezca salarios justos y prestaciones a sus trabajadores.
El conflicto ha escalado en los últimos días y es que aunque han regresado a trabajar y desbloquearon la carretera transpeninsular los aumentos salariales aún no se han respetado.
Inclusive, personajes de la política nacional han fijado su postura, como el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, quien, a través de una carta de apoyo, aseguró que la situación de los jornaleros es insostenible e inaceptable, por lo que urgió a un acuerdo nacional, más allá de partidos, para concretar la recuperación salarial.

vía EL UNIVERSAL

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.