1 de febrero de 2023

Investigan a exsecretario de Gobierno con Padrés por desvío de 500 mdp

De los 30 mil millones de pesos malversados durante el sexenio de Guillermo Padrés Elías, al exsecretario de Gobierno, Roberto Romero López, detenido por autoridades migratorias en los Estados Unidos, lo investigan por desviar más de 415 millones en apoyos sociales y gestionar a su favor 85 millones en recursos públicos para beneficiar a las empresas de su familia.

Según estableció la investigación de la Procuraduría General de la Repúblicajunto a la Fiscalía Anticorrupción, Roberto Romero y su esposa Mónica Robles Manzanedo, aprovecharon su cercanía con el exgobernador de Sonora y su padrino de bodas el exsecretario de Agricultura, Héctor Herminio Ortiz Ciscomani, para bajar recursos de los llamados programas de concurrencia en apoyo al campo por al menos 85 millones de pesos, 20 por ciento del Estado y 80% de la Federación.

Pero, además, las auditorías de la Contraloría General de Sonora y el Instituto Superior de Fiscalización (ISAF) tienen observaciones a las cuentas públicas que involucran al colaborador más cercano a Guillermo Padrés, en la malversación de recursos públicos por al menos 415 millones de pesos.

La orden de aprehensión librada el 31 de enero del 2016, por el juez segundo de Distrito en Sonora, establece que el exfuncionario indiciado obtuvo recursos económicos de los programas destinados agricultores y ganaderos del Estado, además que esos recursos fueron desviados para beneficiar a la empresa Real del Romero, S.A. de C.V., donde Roberto Romero aparece como socio mayoritario.

En el mismo resolutivo del juez con número de expediente 16/2016, aparece su padrino de bodas Ortiz Ciscomani, como probable responsable de ejercicio abusivo de funciones y desvió de recursos, delitos por los cuales, agentes de Interpol lo detuvieron cuando intentaba escapar hacia Madrid, España, fue recluido en el Cefereso de Villa Aldama Veracruz y dejado en libertad al pagar una fianza.

En caso de ser encontrado culpable por los delitos de tráfico de influencias y falsedad en declaraciones, según el Código Penal Federal, el exsecretario de Gobierno en Sonora, enfrentaría una pena máxima de hasta 14 años de prisión; sin embargo, también cuenta con orden de aprehensión en el fuero común por los delitos de ejercicio abusivo de funciones y tráfico de influencias donde enfrenta la posibilidad de pasar hasta 16 años en la cárcel.

Al recordar que pasó 14 meses huyendo de la justicia mexicana e incumpliendo a todos los citatorios del Poder Judicial, fuentes del Ministerio Público Federal y la PGR advirtieron que solicitarán a los jueces que se le imponga la pena máxima posible y que le sea negado el derecho a fianza.

Roberto Romero y su esposa, están recluidos en el Centro de Procesamiento Migratorio de Florence, donde también está encerrado el exsecretario de Hacienda, Carlos Villalobos Organista, los tres están siendo procesados para ser deportados o extraditados, en cualquiera de los dos casos serían entregados directamente a las autoridades mexicanas para que les ejecuten las órdenes de aprehensión pendientes.

Vía Excélsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.