28 de enero de 2023

Devuelven esplendor a la Capilla Sixtina

imagesRMUAVKQJ

 

GMx

Roma, Italia.- A 450 años de la muerte de Miguel Ángel y después de dos decenios de concluida la restauración que le restituyó los colores originales, el “Juicio Universal”, la obra inmortal del pintor florentino, así como los demás frescos en la bóveda de la Capilla Sixtina, son ahora admirados en todo su esplendor gracias a las nuevas y sofisticadas instalaciones de iluminación y climatización montadas recientemente en el interior de la sede histórica de los Cónclaves.

Hoy en día, gracias a estas nuevas instalaciones, la Capilla Sixtina se ha convertido en una auténtica sinfonía de colores e imágenes entre las cuales sobresalen no sólo los frescos de la bóveda —obra de Miguel Ángel— sino también aquellos hechos por artistas como Botticelli, el Perugino, Ghirlandaio y Signorelli, que hasta antes de las actuales innovaciones eran casi ignorados por los 20 mil turistas que visitan la Capilla diariamente debido a su deficiente iluminación. La atención de los visitantes se concentraba en los íconos universales de Miguel Ángel.

El mérito de esta nueva experiencia se debe al renovado sistema de iluminación de la Capilla Sixtina y a los 7 mil pequeños artefactos luminosos fruto de una modernísima tecnología financiada por la Unión Europea a través de un proyecto que reduce sustancialmente el consumo de energía y hace posible observar todos los detalles de los frescos.

Según explican los responsables de esta innovación, la nueva luz hace volver a la Sixtina a sus orígenes, al tiempo en que estos artistas realizaron estos famosos frescos ayudándose únicamente de la luz solar o de un rudimentario sistema a base de velas.

“Es una luz mesópica, como la llaman los científicos, una luz total y precisa al mismo tiempo, una luz que permite entender la Capilla Sixtina en su conjunto, pero también los más pequeños detalles de cada uno de sus frescos”, explicó Antonio Paulicci, director de los Museos Vaticanos.

Por su parte, Carlo Bogani, director ejecutivo de la obra, dijo que “la principal característica del sistema es la homogeneidad de la luz, gracias a la cual se pueden ver en su belleza total los colores que percibe la vista”, pero con un consumo energético que “no es ni siquiera un décimo de lo que consumía con el anterior sistema”.

Además, el nuevo aire que se respira al interior del recinto es producto de un moderno sistema de climatización que también resalta su ancestral belleza. “El nuevo sistema de climatización controla la temperatura, la humedad y disminuye la presencia de agentes contaminantes dando así a los frescos y a todo lo que vemos las mejores condiciones ambientales, lo que significa mejores condiciones de salud para todas las obras”, comentó Antonio Paulicci.

Se trata, agregó el también historiador del arte, de un sistema que permite enfrentar con excelentes resultados los devastadores efectos que producen los 6 millones de turistas que anualmente visitan la Sixtina, esto es, proteger una de las antologías más importante del arte del Renacimiento italiano:

“El Juicio Universal”, las “Sibilas”, los “Profetas”, escenas de la “Génesis” de Miguel Ángel, así como pinturas más que representativas de pintores del siglo XV son algunas de las obras presentes en la Sixtina.

“Todo esto significa dar a los frescos las mejores condiciones ambientales y garantizarles asimismo un óptimo estado de salud para los siglos por venir. Estoy seguro que los frescos más famosos del mundo me agradecerán eternamente esta importante intervención destinada a garantizar su quizá eterna conservación”, expresó, bromeando, el director de los Museos Vaticanos.

Vía EL UNIVERSAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.