29 de noviembre de 2022

Barack Obama busca sistema penal justo

Washington.-Estados Unidos está atrapado en un ciclo de pobreza, criminalidad y encarcelamiento, que ha generado que 2.2 millones de estadunidenses estén actualmente en prisión, aseguró el presidente Barack Obama.

En su mensaje semanal, Obama precisó que por ello está trabajando para romper el ciclo que causa que miles de personas vayan de escuelas de escasos recursos directamente a cárceles sobrepobladas.

Explicó que el país gasta 80 mil millones de dólares cada año para mantener a su población carcelaria, pese a que muchos convictos son personas que cometieron delitos que no son violentos por lo que purgan condenas innecesariamente largas.

“Creo que podemos quebrar la ruta de escuelas con pocos recursos a cárceles sobrepobladas. Creo que podemos abordar las disparidades en la aplicación de la justicia criminal, desde las tasas de arresto a la sentencia y al encarcelamiento”, dijo.

El mandatario destacó que es preciso ayudar además a aquellos que ya purgaron su condena a recibir una nueva oportunidad para convertirse de nuevo en miembros productivos de la sociedad.

Obama asentó que actualmente realiza una gira por Estados Unidos para conversar con personas que están actuando para reformar el sistema de justicia criminal, para hacerlo más justo y efectivo.

“Sabemos que tener a millones de personas en el sistema de justicia criminal, sin la posibilidad de encontrar un empleo luego de su liberación, es insostenible. Es malo para las comunidades y malo para la economía”, afirmó.

La reforma del sistema criminal se ha convertido en una de las prioridades del segundo mandato de Obama, que quiere acabar con las altas tasas de encarcelamiento del país.

Hace dos semanas Obama visitó Charleston, en Virginia Occidental, para anunciar nuevas medidas destinadas a combatir la adicción a la heroína y los analgésicos opiáceos, un problema que se ha multiplicado en los últimos años y que ha provocado la muerte de miles de personas por sobredosis.

La reducción de las sentencias para los condenados por delitos no violentos relacionados con las drogas es una de las propuestas clave de la reforma penal de Obama, que mencionó por primera vez en su discurso sobre el Estado de la Unión frente al Congreso, en enero pasado.

por AFP Y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.